E D I T O R I A L
Un santo de cuerpo entero
Cuando se piensa en la palabra “santo” viene a la mente también la palabra “milagro” (como si fuera un conocido programa de televisión abierta). No es del todo cierto porque se les ha puesto en ese rango por el valor y testimonio de su vida que consecuentemente les han merecido alcanzar la meta celestial. El Seminario de Xalapa lleva por nombre San Rafael Guízar Valencia en honor del Obispo grande que lo defendió en momentos sumamente difíciles para la Diócesis y el país entero. Ahí buscamos cumplir con ese ideal de formar santos y sabios sacerdotes. La comunidad cristiana lo mantiene como su intercesor en las necesidades. Es muy evidente que día con día su tumba en Catedral está repleta de fieles, veladoras y flores como muestras de cariño y devoción. Para la historia de México se trata de un hombre excepcional (enemigo del Gobierno y padre para el pueblo) que contribuyó defendiendo el bien y la justicia de los mexicanos y veracruzanos. ¿Quiere saber más sobre San Rafael Guízar Valencia? Le invitamos a acercarse a los diferentes libros que narran su vida, pensamiento y obras.
I N T E R  –  N O S

Que perdure
Aplaudimos y reconocemos a todas las personas de buena voluntad que participan en las fiestas anuales de San Rafael Guízar mediante las peregrinaciones, arcos florales o las visitas a Catedral. Alzamos la voz a los encargados de esas comunidades para que se preocupen por su formación humana y cristiana y no se conformen solamente con la alegría de unos momentos, que al fin y al cabo, terminan.

Libros y libros
Ofrecemos bibliografía básica del santo Obispo de Veracruz que puede adquirirse en librerías católicas y Catedral: “Testigo fiel” de Ignacio Lehonor Arroyo, “Apuntes biográficos de Rafael Guízar Valencia” de Justino de la Mora, “Ángel sin ojos” de Carlos Loret de Mola, “Nada le he negado al Señor” de José Luis Alvarado.

Atenta invitación
Por este medio participamos sobre la procesión que organizará el Seminario Arquidiocesano de Xalapa para mañana lunes 24 de octubre en punto de las 7 de la tarde en las diferentes calles en la unidad FOVISSSTE para concluir con una verbena en las instalaciones de “la niña de los ojos” de San Rafael.

Verdadero hombre de verdaderas virtudes

POR PABLO MARTÍNEZ MARTÍNEZ


El día de mañana se estará celebrando oficialmente y de manera especial en la Iglesia Católica veracruzana a san Rafael Guízar Valencia, este quinto obispo del estado de Veracruz pero de origen michoacano, el cual se esmeró demasiado en levantar a su pueblo católico envuelto en medio de una serie de acontecimientos tanto naturales como políticos, sociales y religiosos; y es que se le tiene demasiado respeto y admiración por las agallas con que supo sobresalir a pesar de todo ello: cómo afrontó los problemas con el gobierno, las dificultades económicas e incluso de salud, las largas distancias para trasladarse de un lugar a otro, los sacrificios que hacía por su gente, la preocupación por sus sacerdotes pero sobre todo por sus seminaristas; esto es de respetar no solo porque fuera santo y obispo, sino porque también era hombre, y por ende limitado y con defectos de todo tipo.
No era un hombre cualquiera sino un hombre dotado de virtudes y valores, injertados desde su infancia en su seno familiar, reforzados en su formación vocacional, incrementados en su ministerio sacerdotal, bendecidos en su misión episcopal, y reflejados a lo largo de toda su vida.

          Algunos de sus biógrafos, y personas que dan fe a estos hechos, porque lo conocieron personalmente, cuentan que era un hombre celoso de Dios, ambicioso en la evangelización, creativo, solidario, pero sobre todo muy caritativo y desprendido de las cosas materiales, a tan alto grado de llegar a regalar sus insignias propias de obispo para ayudar a los pobres.
          Si quisiera verse a san Rafael Guízar como hombre y no como santo, no sería mucha la diferencia puesto que en este santo obispo se confunden ambos conceptos. Como hombre se puede decir que era esforzado, agradecido, trabajador, abandonado en Dios, respetuoso, de carácter, comprensivo con la gente, dadivoso, desprendido, solidario, y muchas otras características que encajan en su ser de hombre pero que corresponden de una manera íntima a su santidad o experiencia de Dios en su vida.
          San Rafael Guízar Valencia fue un verdadero hombre de verdaderas virtudes con una vida de entrega, ejemplar para todo cristiano  como humano y como santo.


Semana de fiesta en el seminario
 Nueve días de intensa actividad para celebrar a san Rafael Guízar Valencia.

POR MARIO ALBERTO CERDÁN SALAS


Cada año en el Seminario Mayor de Xalapa se realiza una novena para conmemorar la solemnidad de san Rafael Guízar y Valencia, patrono del mismo Seminario. Lo enriquecedor y novedoso de esta tradición son las diversas formas de festejarlo día por día, se realiza en las tardes para no interferir con las actividades ya establecidas, a continuación se relatan los festejos realizados en esta semana.
El domingo participamos de la Eucaristía en la parroquia de san Rafael Guízar y Valencia (Xalapa 2000) junto a su párroco Carlos Carmona, con la presencia de algunos formadores del seminario, los seminaristas y los fieles de esta zona de la ciudad, al finalizar la misma hubo una convivencia, se ofreció una cena que estuvo amenizada por el ministerio musical de la etapa filosófica “Hallel”
El lunes se realizó la entrega de signos para los seminaristas; los cuales consisten en un prendedor con la imagen del “Santo Obispo” para los propedéuticos, y del escudo de la facultad filosófica para filósofos; a los teólogos se les entregó una cruz. La entrega fue presidida por el Padre Gilberto Suarez Rebolledo, actual Vicario General de la Arquidiócesis de  Xalapa. Antes de terminar el día se realizó una noche bohemia donde se interpretaron representaciones, poesías, sentires y canciones.
El martes se realizó un encuentro artístico de ministerios musicales católicos, a saber Coro de los Ángeles, Shalom, y Mazetes: allí demostraron el talento juvenil que tienen en el ámbito musical unido a una solida espiritualidad reflejan el rostro de la nueva evangelización.
El miércoles se irrumpió con una verbena popular, consistía en una serie de stands que exponían los tradicionales y divertidos juegos de feria: La “lotería”, el “tiro al blanco”, ¿dónde quedó la bolita?, etcétera. Aunque la lluvia amenazó su realización el ánimo en los asistentes se hizo sentir, la cena consistió en ricos tamales, gorditas, enchiladas y no podía faltar el necesario café para el frio: todo esto característico de nuestros pueblos mexicanos, nos hizo recordar los lugares de origen.
El jueves se presentó exitosamente un fragmento de la obra “Rafael Guízar para servirle a usted” a cargo de la compañía de teatro Construyendo para la vida de la parroquia de Nuestro Señor del Calvario –Xalapa-, obra que se presentó en la sala grande del teatro del Estado el sábado pasado.
El viernes una charla amena de la experiencia que recibió la familia Barroso, cuna del niño Rafael de Jesús; que recibió el milagro de Dios por intercesión de san Rafael, y le valió el demostrar al postulador  su santidad que permitió su canonización en 2006, en Roma.
El sábado se realizó el servicio de apostolado en parroquias e instituciones sociales, por lo cual no hubo actividad comunitaria. Así que este domingo se realizarán unas vísperas solemnes, consisten en la alabanza litúrgica a Dios, que por medio de salmos une a los hombres de la Iglesia en todo el mundo, se escucha la Palabra de Dios, y se pide por todas las necesidades de los hombres, esto un día antes de la fiesta patronal.


CRUZANDO FRONTERAS
 Ahora nos vamos a Colombia con:
Gabriel García Márquez


POR FRANCISCO ONTIVEROS GUTIÉRREZ
Uno de los grandes escritores con los que tiene el lujo de engalanarse Colombia es con Gabriel García Márquez,  mejor conocido en su medio como Gabo, nacido en 1927 y considerado por muchos como el escritor más célebre que ha dado el tercer mundo, calificado como el  mayor exponente de una corriente literaria denominada “Realismo Mágico”. A decir de su biógrafo oficial, como el mismo Márquez lo denominó,  Gerald Martín, es tal vez el novelista latinoamericano más admirado en el mundo entero, así como quizá, el más representativo de todos los tiempos de América Latina.
Hijo de Luisa Santiaga Márquez (fallecida en 2002) y de Gabriel Eligio Gracia (fallecido en 1984), nació en un pueblo muy pobre llamado Aracataca, conocido después como Macondo, localidad menesterosa que contaba con no más de diez mil habitantes, la mayoría analfabetos, con calles sin asfaltado y  desprovisto alcantarillas. García Márquez ha vivido su época, en todos sus aspectos, con plenitud y cercanía. Autor de un buen número de obras, como Cien años de soledad, misma que se ha consagrado como una obra literaria universal, publicada en más de cuarenta lenguas.  La hojarasca, Vivir para contarla, El coronel no tiene quien le escriba, Los funerales de mamá grande, La mala hora, entre otras, todas con la calidad y estilo propios de este grande de la literatura.
Un hombre pleno que ha sabido integrar todas las realidades que le ha tocado vivir y consiente de que “la vida no es lo que uno vivió, sino la que uno recuerda y como la recuerda para contarla”, ganador del premio Nobel de Literatura en 1982. Valorado por colegas como Carlos Fuentes, Mario Vargas Llosa, Álvaro Mutis entre otros que no pueden pasar por alto a este grande de Colombia.


ESTO YO NO LO SABÍA…
SAN RAFAEL
POR JOSÉ PERALTA YOPIHUA
Cotija Michoacán se vio bendecida en día 26 de abril de 1878 por el nacimiento de San Rafael Guízar Valencia. Fue ordenado sacerdote en 1901 con sólo 23 años de edad y recibió la consagración episcopal  en 1919. Ejerció su episcopado en la diócesis de Veracruz de 1929 a 1938, convitiéndose en el quinto obispo de Veracruz. Curiosamente las fechas de su primera y última misa coinciden en día y mes con 27 años de diferencia, 6 de junio de 1901 y  6 de junio de 1938 respectivamente.
…PERO AHORA YA LO SÉ.

FRASE DE LA SEMANA
Así es -suspiró el coronel-. La vida es la cosa mejor que se ha inventado.
Gabriel García Márquez.

1 comentario:

  1. Felicidades excelente información. Salvo por citar a Carlos Loret de Mola. La información es precisa, veraz y objetiva. VAMOS CONCILIO CON TODO. La evangelización necesita de personas como ustedes vanguardistas en la tecnología. Dios les bendice.

    ResponderEliminar

sus comentarios nos ayudan