Domingo 17 de julio

E D I T O R I A L

Sombra aquí y sombra allá
Dicen que un poco de maquillaje no hace mal a ninguna mujer puesto que se trata de resaltar la belleza física que todas tienen. En realidad también se utiliza para cubrir imperfecciones y esconder atributos nada agraciados. Para corroborar esto basta con ver unos comerciales transmitidos en el horario de las telenovelas. Esto funciona de manera similar con todas los productos que nos presentan los medios publicitarios, desde los centros vacacionales como Acapulco o Cancún, donde jamás revelarán la gran pobreza en esas poblaciones, te venden un  auto de lujo sin mencionar todo el mantenimiento que hay que darle, el exquisito chocolate y demás postres dejando de lado las calorías y la tendencia a la obesidad, el Smartphone más moderno y atractivo y después te dicen todo el dineral que hay que pagar para tener todos sus servicios, etcétera. En otras palabras, para vender bien un producto hay que maquillarlo para hacerlo más atractivo, el riesgo es que podemos caer en alguna trampa puesto que para ellos lo importante es consumir y consumir. Antes de adquirir bienes, desmaquíllalo.
I N T E R   N O S
Llegó el verano
Junto con las lluvias y demás fenómenos atmosféricos llegaron las vacaciones para el ámbito escolar y algunas dependencias laborales. Es un buen tiempo para convivir con la familia si las actividades ordinarias no lo permiten, es un buen tiempo para reorganizar la vida si la vorágine cotidiana lo impide, es un buen momento para que los niños y jóvenes vayan a cursos de verano, ojalá que no sea para deshacerse de ellos y que no estén en sus hogares.
Los viajes
Los viajes ilustran cuando uno descubre formas diferentes de cultura con su comida, arquitectura, interacción con el medio ambiente y demás cosas. No es necesario gastar los miles de pesos acudiendo a centros prestigiados. Hoy en día está de moda el turismo rural. ¿Conoce usted las pequeñas poblaciones que se encuentran cerca de su domicilio? En Xalapa tenemos pintorescos pueblitos que pueden visitarse en un día y regresar a la ciudad. Aprovechemos estos días para acrecentar nuestra concepción de humanidad.
Resignación
Todos necesitamos un tiempo para la recreación y descanso. No es posible trabajar y trabajar sin gozar de una recompensa, que incluso, la exigen las leyes laborales. A veces los miembros del equipo formador del Seminario utilizan este tiempo para seguir estudiando y actualizándose, no pasa nada, nos unimos a tantas personas que en este tiempo de descanso deben continuar trabajando. ¡Ya descansaremos en el cielo! decía San Rafael Guízar.
¡Somos víctimas del Marketing!
POR CARLOS DANIEL BARRIENTOS SÁNCHEZ


Existe algo llamado Marketing, pero, ¿sabemos acaso qué significa? Pues bien, se trata de un anglicismo con variadas definiciones, una de ellas propuesta por Peter Drucker, importante teórico en administración, dice que “se trata de volver superflua la actividad de vender”. En español marketing se traduce como mercadotecnia o mercadeo, conceptos que la mayoría ha escuchado al menos una vez en la vida.
Y ¿por qué hablar de mercadeo en nuestros días? Para responder a esto plantearemos primero las diferentes tareas que abarca el marketing, así como los principales conceptos, herramientas, y la manera en cómo están respondiendo los mercadólogos ante los nuevos retos. Marketing es “satisfacer necesidades de manera rentable”. Se trata de crear soluciones más satisfactorias para las necesidades del una persona a la cual se le llama cliente. Existen tres tipos de Marketing: emprendedor, formulado, e intrépido. Estos se clasifican de acuerdo al nivel de necesidades que una empresa es capaz de satisfacer en el ofrecimiento de productos o servicios
El campo de acción de la mercadotecnia esta en los bienes, servicios, experiencias, eventos, personas, lugares, propiedades, organizaciones, información e ideas que intervienen en el proceso de venta de cierto producto que satisfará las necesidades de uno o varios individuos (mercado meta).
Los mercadólogos, por su parte, se encargan de tomar las decisiones que serán definitivas para que el producto salga al mercado y sea conocido, a través de la publicidad, por los consumidores, y por supuesto que se ajuste a sus necesidades.
Otra de las definiciones de Marketing es un proceso a través del cual individuos y grupos obtienen lo que necesitan y lo que desean mediante la creación, la oferta y el libre intercambio de productos y servicios valiosos con otros. En definitiva es el arte de vender productos. Entonces la oferta de marcado proporciona al público un producto el cual se queda en la mente de las personas como algo que proporciona cierto “beneficio”, aumentando así la necesidad, quizá ficticia, de la adquisición de dicho producto, o aumenta el deseo del cliente de adquirirlo aunque no sea para nada necesario. 
Hablar de Marketing en nuestros días (en esta era de la posmodernidad) resulta curioso saber que las grandes empresas publicitarias estén influyendo el manejo de nuestras necesidades. Esto a través de los medios de comunicación que nos saturan de publicidad, en ocasiones hostigosa, haciéndonos creer que cierto producto es “indispensable” adquirirlo. Valdría la pena revisar que objetos llegaron a sus manos como resultado del Marketing. Quizá nos estamos dejando llevar por la publicidad que no siempre ofrece lo que realmente necesitamos.
Hablando se entiende la gente
POR ADOLFO CORTÉS GARCÍA

Parece que estamos metidos en un problema que poco a poco destruirá nuestro lenguaje, y es que muchas veces el desconocimiento de nuestro idioma y nuestro desinterés por aprender las reglas mínimas gramaticales colabora con el riesgo de perder nuestra lengua.
Pero, ¿A quién culpar de estos problemas? ¿Se imaginan cuánto tiempo pasó para estructurar una lengua como el español? Y así de fácil se nos hace descomponer nuestro idioma por “palabritas” de moda en la calle, en las redes sociales, por aceptar extranjerismos e incorporarlos a un “nuevo modo de lenguaje” y por si fuera poco, por no interesarnos cambiar ese estilo lingüístico que ya se nos hizo costumbre.
Hoy queremos entender a las personas, queremos saber sus pensamientos, sus ideas, pero parece que  ya no sabemos ni escribir, y pocas veces pensar, así cómo nos vamos a entender si cada día el idioma pierde elegancia, se habla y se escribe peor, no razonamos como todos pretendemos hacerlo.
Pero, qué importancia tendría para nosotros si  aún así obtenemos ayuda para hablar y escribir correctamente. Si, la ayuda la recibimos de la Real Academia de la Lengua española, porque ellos nos hacen más fácil el camino sintáctico, parece que han cedido a nuestro nuevo modo de hablar y han cambiado ya normas ortográficas que a muchos se nos hacía complicado aprender.
En parte debemos estos problemas a la falta de interés desde la educación básica, se nos hace aburrido estudiar un idioma que ya hablamos, los jóvenes tienen su lenguaje propio y muchas personas adultas ni siquiera enteradas están de estos cambios ortográficos que han surgido últimamente.
Es cierto que hablando se entiende la gente, pero también es cierto que entre más conozcamos nuestro idioma y más palabras correctas salgan de nuestra boca, más entendible será nuestra manera de comunicarnos sobre todo del modo oral.
Una buena foto, una buena cámara
POR EDUARDO ALAVEZ GARCÍA

A muchos de nosotros nos ha pasado que tomamos una cámara y empezamos a fotografiar distintas cosas, personas o paisajes pero, por alguna de tantas razones, las cuales mencionaré mas adelante, no nos queda la foto como quisiéramos. Y es ahí donde empezamos a distinguir entre una buena fotografía, tomada casi siempre por un profesional, y una mala fotografía, regularmente tomada por algún aficionado.
Algunas razones por las que no obtenemos una buena foto son: la cámara que tenemos, puesto que algunas tienen un diafragma que no se puede modificar de acuerdo a las necesidades al igual que la velocidad con la que el diafragma se va a abrir, por lo regular son las digitales las que ya vienen programadas y no se les puede cambiar la configuración, en cambio las manuales se adaptan a la toma que uno quiera; la falta o sobra de iluminación, cuando a veces hay demasiada luz y no se distinguen los colores reales o, por el contrario, hay poca luz y se ve oscuro; la mala utilización del flash, debido a que en ocasiones el exceso de luz en el flash o la mala colocación del mismo puede dar como resultado una foto muy iluminada con pérdida de los tonos de color reales.
Por las razones ya mencionadas, y por muchas otras, podemos notar que no es fácil tomar una buena foto, pues no sólo se necesita a un buen fotógrafo, sino un buen aparato de trabajo, es decir, una buena cámara, pero mientras la conseguimos hay que seguir capturando los buenos recuerdos con los medios que tenemos, pues así recordaremos mejor los acontecimientos que vivimos que si quisiéramos contarlos con palabras.
ESTO YO NO LO SABÍA…
POR PABLO MARTÍNEZ MARTÍNEZ
Origen de la lengua española
Aunque pareciera que el castellano es un idioma fácil de aprender, se sabe que no es así pues a nivel mundial es el quinto más difícil de aprender. La lengua española tiene sus raíces en otros idiomas como el griego, latín, árabe, francés, italiano, y algunos otros. De la mezcla de estos idiomas se deriva su grado de dificultad.
…PERO AHORA YA LO SÉ
FRASE DE LA SEMANA
“A veces un buen puro es sólo un buen puro”
Sigmund Freud

1 comentario:

  1. Anónimo6:35 p. m.

    Buenas tardes!
    Enviamos un cordial saludo!
    No encuentro in formacion interesante en la pagina de Concilio. Recuerden que el periodismo es buscar la noticia y hacerla interesante.
    Esperamos ver pronto mas noticias, reportajes, crónicas, etc. que artículos que a pocos nos interesa.
    con respeto Luz y Carlos
    P.D. Aprovechen el curso en el DF

    ResponderEliminar

sus comentarios nos ayudan