7 de noviembre de 2010

E D I T O R I A L

Otro aniversario

Cuando empezamos a publicar la página de Concilio nunca nos imaginábamos que lograríamos durar tanto tiempo. Entre otras cosas sabíamos que los grupos se dividen y que los que comienzan con un gran entusiasmo poco a poco van dejando la perseverancia. Pero quizá la clave ha estado en que cada año es un nuevo grupo, un nuevo director, nuevos encargados de la secciones, los que retoman la tarea y ya hemos ido entendiendo que no se trata de publicar puros artículos de Filosofía sino de estar al tanto de las preocupaciones de las personas y de lo que acontece en medio de nosotros. Antes en el Seminario se enseñaba Literatura Española y se conocían muy bien a los clásicos como Fray Luis de León, Fray Luis de Granada, etc. Y luego dejamos esas alturas y comenzamos a andar a ras de tierra con el periodismo ordinario. Ustedes que nos leen cada domingo tienen la palabra porque no queremos apantallar o publicar cosas asombrosas sino la vida diaria con sus altas y sus bajas. Pero todo desde el luego visto desde la óptica de la filosofía cristiana o de un pensamiento lo más racional que sea posible.


C O N C I L I Á B U L O

Un libro de garra

Andrés Oppenheimer ha escrito un libro que se llama ¡Basta de historias! (La obsesión latinoamericana del pasado y las 12 claves del futuro, editorial Random House Mondadori S.A. de C.V. México, 2010). El libro repasa las diversas estructuras educativas de las principales potencias y también entre nosotros. Es bastante crítico. Entre otras cosas piensa que no hay que dejar todo al Estado sino que es importante la movilización social y sobre todo la familia. La idea general es que nosotros vivimos en el pasado mientras que otros países se están preparando arduamente para el futuro, como China por ejemplo.


¿En verdad investigamos?

Cuando hacemos una tesis o tesina se supone que hacemos un esfuerzo de investigación. Casi siempre se trata de enfrentarse con un autor que has estudiado eminentemente, tratar de entenderlo y buscar la clave de sus soluciones. No se espera que nosotros descubramos grandes cosas pero sí que aprendamos a pensar de la mano de los grandes filósofos. Un trabajo así, bien merece la pena ser considerado como una tesis.

La historia y el padre Casas

El padre Casas nos removió muchas nociones de la historia que se nos ha enseñado desde la primaria. Casi siempre a la Iglesia se le ha presentado como un factor negativo, siendo así que es ella la que trae la cultura occidental entre nosotros.


La expulsión de los Jesuitas

En 1677 todos los jesuitas fueron expulsados de las colonia españolas. Ellos eran los portadores de la educación secundaria y preparatoria entre nosotros. Hay autores que opinan que aquí comenzó nuestro descalabro porque de alguna manera volvimos a las primitivas ignorancias. Entre esas figuras célebres estaban los padres Clavijero y Alegre, quienes son recordados en calles, estatuas y escuelas, pero que no se les estudia mucho. Clavijero es con justo derecho precursor de la Independencia Nacional y uno de los grandes hombres de nuestra Patria.


Los muertos nos dejaron como muertos…


POR IGNACIO LAGUNES CARRERA

Después de la tormenta viene la calma. Sí, es verdad. Pero no piensan lo mismo quienes tuvieron que gastar buenas cantidades de dinero en recordar a sus fieles difuntos. Después de esta borrasca de “Todos santos”, viene lo tormentoso de seguir engordando el cochinito, porque los gastos están a la vuelta de la esquina y el dinero cada vez rinde menos. Este sondeo se realizó principalmente a comerciantes, y puede verse que por lo menos algunos no vivieron estas tradiciones como antes.

¿Cómo afectaron los bolsillos la celebración del día de muertos?

ELSA GODO, comerciante, mercado Jáuregui:

“Celebramos con unos poquitos de tamales, no hay dinero; al panteón llevamos nada más un ramito de nube, el mercado está vacío, y no hay ventas”.


 SALVINO RODRÍGUEZ, comerciante:
“Mis gastos estuvieron restringidos, porque ya no se compró lo mismo y se tuvo que reducir la ofrenda. Creo que afectó mucho el huracán”.


ROSA MARÍA Mendoza, vendedora de flores:
“En mi casa, nada es como antes, todo es medido en nuestro consumo. Sí pusimos ofrenda: compramos pan, pero poquito; todo se puso pero en poca cantidad. En este año las ventas disminuyeron en un 50 por ciento”.


 SILVIA LIBREROS, comerciante
“Los gastos fueron elevados, salió caro el dulce y el mole: sí se siente la crisis. En el negocio hubo gente pero no a comparación de antes. Nosotros, aunque sea en pequeño, sí ponemos ofrenda para no dejar la tradición”.

MARÍA CONCEPCIÓN CANO
“Son tradiciones que debemos de guardar; me da gusto que las familias hagamos el esfuerzo, a veces la economía es difícil pero cuando se trata de recordar a nuestros seres queridos se pasan por alto muchas cosas y los gastos no importan”.


ANITA ORTÍZ HERNÁNDEZ
“No fueron muchos gastos, no quedó muy afectado mi bolsillo. Lo que ponemos en la ofrenda vamos a traerlo en donde se cultiva, mi altar estuvo sencillo, sólo compramos lo necesario, tratando de no perder la tradición”.




PREPARADOS PARA DIALOGAR CON EL HOMBRE DE SU TIEMPO

Sacerdotes profesionistas

POR JUSTINO ABDIEL RODRÍGUEZ CONDE

Muchos sacerdotes, además de haber consagrado su vida a Dios, lo han hecho también al estudio, a la docencia y a la investigación científica. En la Arquidiócesis de Xalapa hay sacerdotes que han estudiado alguna licenciatura o posgrado antes de convertirse en consagrados, como los padres José Luis Alvarado Jácome, quien estudió medicina; Samuel Sánchez Rivera, quien estudió Química Clínica; José Rafael Reyes García, Psicología. O el padre José Luis Ortiz Gómez, vicario del Santuario del “Dique”, quien es Contador Público y auxilia en la Economía de la Arquidiócesis.

Además hay sacerdotes que luego de sus estudios eclesiásticos, han estudiado alguna carrera universitaria. Por ejemplo, el padre Erick Aguilar García, párroco de El Calvario en Coatepec, es licenciado en Derecho; el padre Virgilio Mirafuentes Lima, Vicerrector del Curso Introductorio del Seminario, es licenciado en Pedagogía; el padre Juan Beristáin de los Santos, Vicerrector de Filosofía del Seminario, es maestro en Ciencias de la Educación.

MTRO. JOSÉ Teódulo Guzmán, religioso jesuita originario de Teocelo, Ver.
Por otra parte, el religioso jesuita José Teódulo Guzmán Anell, actualmente Rector de la iglesia de los Corazones, estudió la maestría en Educación en la Universidad de Columbia en Nueva York. Este religioso nació el 17 de febrero de 1935 en  Teocelo, Veracruz; ingresó a la Compañía de Jesús en 1951 y fue ordenado sacerdote el 19 de octubre de 1966. Fue, igualmente, investigador titular del Centro de Estudios Educativos en la Ciudad de México durante 11 años, donde publicó algunos artículos de investigación sobre la problemática educativa de México; planeó algunos proyectos educativos a favor de los niños más desprotegidos del país. Se desempeña como académico en la Maestría en Pedagogía de la Universidad Veracruzana y es profesor de filosofía de la educación en el Seminario de Xalapa.
DR. SOTERO Domínguez, sacerdote de la arquidiócesis de Xalapa.
El padre Sotero Domínguez Gómez, originario de Coatepec y actualmente párroco de San Isidro en Xalapa, nació el 15 de febrero de 1954 y fue ordenado sacerdote el 11 de octubre de 1978. Siendo seminarista, estudió la licenciatura en Psicología Educativa en la Normal Superior de la Ciudad de México, de la Federación de escuelas particulares, realizando dicho estudio en siete veranos; obtuvo la licenciatura en Psicología por la Universidad Salesiana de Roma; la Maestría y el Doctorado en Psicoterapia por el Centro ELEIA de Actividad Psicológica de la Ciudad de México. Estos estudios le han ayudado en el campo de la preparación de formadores y de promotores vocacionales, así también en la docencia y asesoría psicológica en el Seminario. “Yo pienso que sería muy importante que los sacerdotes, además de sus estudios eclesiásticos, pudieran darle orientación a un interés personal que redunde en beneficio de la pastoral de la Iglesia”, mencionó el Dr. Sotero en entrevista para Concilio.

Concluimos este artículo recordando las palabras del Concilio Vaticano II “…en nuestros tiempos, la cultura humana y también las ciencias sagradas avanzan con un ritmo nuevo; los presbíteros se ven impulsados a completar convenientemente y sin intermisión su ciencia divina y humana, y a prepararse, de esta forma, para entablar más ventajosamente el diálogo con los hombres de su tiempo.” (Decreto Presbyterorum Ordinis III, 19). La época en que vivimos estimula a las personas a preparase intelectual y humanamente; y, como hemos visto, los sacerdotes no son la excepción, pues, como dicen algunos de ellos, “necesitamos gente que se prepare”.



FRASE DE LA SEMANA:


“Al saber no se le puede dañar; el tiempo no lo borra y nada lo puede aminorar”.

Séneca

 

3 comentarios:

  1. Anónimo8:30 p. m.

    como puedo localizar (numero telefonico, e-mail, facebook) al doctor sotero dominguez?? necesito contactarlo, o no se si el pueda comunicarse con el "chemin" un viejo amigo y compadre

    ResponderEliminar
  2. Soy Arnoldo Loaiza compañero de estudios del Dr Sotero Dominguez...a quien lea esto, favor indicarle de ponerse en contacto conmigo al siguiente correo electronico...loaizaaj@hotmail.com gracias

    ResponderEliminar
  3. padre sotero dominguez comunicarse con arnoldo loaiza a esta dirección...loaizaaj@hotmail.com gracias

    ResponderEliminar

sus comentarios nos ayudan