Domingo 21 de noviembre de 2010

E D I T O R I A L

Diez años

El próximo viernes 26 de noviembre Concilio cumple diez años de aparecer en Diario de Xalapa. La primera plana se publicó un día como ese, pero del año 2000. Tal vez, nos hemos ausentado unos domingos, pero aquí estamos. Agradecemos a nuestros lectores su paciencia y seguimiento. No podemos dejar de agradecer a tan importante medio permitirnos aparecer aquí. Urge que en un mundo plural o multicultural, como se le llama, se escuchen todas las voces, pero sobre todo, los argumentos, pues hoy escasean mucho. El periodismo siempre en deuda con la verdad, no puede hacerla a un lado por buscar otros intereses, aquí radica su grandeza. No podemos no estar comprometidos con la verdad, sin embargo para nosotros la verdad no es sino una persona. Esperamos que a lo largo del caminar de Concilio hayamos logrado presentar al menos una cara de la verdad, pues ésta no es franquicia ni concesión de nadie. Gracias a nuestros lectores y gracias Diario de Xalapa.


C O N C I L I Á B U L O
A Totalco

Totalco es una belleza, es una lástima que la capilla esté tan cerca de la carretera. Desde hace tiempo sabíamos que esa iglesia había sido hecha con gran primor y ahora que ha sido restaurada por personas de amplio y generoso criterio, la capilla es digna de toda admiración. Los alumnos de cuarto año de Filosofía ya han admirado esta obra tan bella.

El Papa en España

El papa Benedicto XVI tiene un especial interés en España. Ya se sabe que España tiene una raíz profundamente católica, pero también se sabe que es tierra de odios y rencores muy grandes. Exagerando, alguno dijo: "El español siempre va detrás del cura ya sea para llevar el acetre del agua bendita, ya sea para cargar el fusil con que lo liquidará". El gobierno de Lázaro Cárdenas recibió a muchos de los republicanos que perdieron la guerra civil del treinta y nueve y que se han integrado maravillosamente a las actividades de nuestro País.
La Sagrada Familia en Barcelona

Al Papa le tocó consagrar y abrir al culto una obra de arte maravillosa “La sagrada Familia”, obra genial de un gran arquitecto, Antonio Gaudí. Las tomas televisivas de EWTN nos hicieron admirar la belleza y la grandeza de este templo que de alguna manera refleja la gloria de Dios.

Las autonomías

A muchos les sorprendió que el Papa hablara Gallego o Catalán en su discurso, pero es que en Europa y en España precisamente, las regiones se sienten autónomas con personalidad muy propia. Si el gobierno central de Madrid soltara la mano, España se balcanizaría, es decir, daría origen a varias naciones independientes. Entre estas autonomías la de los Vascos y la de los Catalanes son las más pronunciadas. El gobierno central y la monarquía tienen que operar con suma prudencia para que se mantenga una federación unitaria y estable.

Segundo capítulo

Los alumnos de cuarto de Filosofía ya se están preparando para entregar el segundo capítulo de su tesis. Los temas son muy variados y los autores ni se digan. La educación, el Estado, el Matrimonio, la esperanza, los valores, el positivismo, etcétera. Y los trabajos se harán en autores como Platón, Aristóteles, Tomás de Aquino, Tomás Moro, Marcel, Mounier, Scheler, Edith Stein. Claro que debemos recordar que el tema es muy específico, no se permiten generalidades y reflexiones perogrullescas.



LA FILOSOFÍA Y LOS PROBLEMAS PERSONALES


Terapia filosófica

Entrevista a Lou Marinoff, autor de Más Platón y menos Prozac, cortesía de “Philochristus”. Revista de filosofía y teología del Seminario de Hermosillo, Sonora

POR OSCAR LAGUNES LÓPEZ/MAURICIO URREA CARRILLO*

Lou Marinoff es profesor y vicepresidente del departamento de filosofía en el City College de Nueva York y presidente co-fundador de la Asociación Americana de Practicantes de la Filosofía (APPA, por sus siglas en inglés); se ha distinguido en su trayectoria por ser el autor de un método filosófico-terapéutico que consiste fundamentalmente en aplicar la filosofía en la solución de los problemas personales, conocido como PEACE. Es autor de libros multitraducidos como Más Platón y menos Prozac: aplicando la filosofía a los problemas cotidianos (1999), Terapia para el cuerdo: cómo la filosofía puede cambiar tu vida (2003) y El término medio: encontrando la felicidad en un mundo de extremos (2007). A continuación, presentamos la entrevista que PHILOCHRISTUS hizo a este filósofo.

1. Estimado Profesor Marinoff, Ud. ha escrito que “la irreflexión es el principal carácter de los problemas personales”; según esto, ¿Qué concepción de hombre yace bajo su propuesta de terapia filosófica? Es decir, en su opinión, ¿con qué elementos o potencias cuenta una determinada persona para salir adelante de sus problemas personales?

LM: Una de mis ideas subyacentes sobre el ser humano se deriva del diálogo Teeteto de Platón, y a la vez constituye la base de un método de terapia filosófica conocido como “parterismo socrático”. Presupone que cada persona está “preñada de sabiduría” (entre otras virtudes más), de lo que se sigue que el papel del filósofo es hacer las veces de una matrona para el parto. No podemos, y no debemos, “dar” o “enseñar” la virtud a nuestros clientes; antes bien, inducimos el nacimiento de sus propias virtudes innatas. Estoy firmemente convencido de que cada ser humano posee recursos internos o facultades que pueden ser puestas en acción y servir de apoyo en problemas asociados con el vivir cotidiano. Estas facultades incluyen a la razón, la fe y el entendimiento, así como las virtudes clásicas – valor, templanza, justicia y sabiduría.

Otra idea subyacente sobre el ser humano que es muy útil en el asesoramiento filosófico proviene de los Estoicos, particularmente de Epicteto. Él escribió: “Los hombres no son perturbados por las circunstancias, sino por las perspectivas que extraen de ellas”. Esta es una intuición profunda. En verdad, sucede que no podemos controlar siempre, o frecuentemente, o en absoluto las circunstancias que nos afligen, pero podemos, sin embargo, ejercitar grados de libertad respecto de nuestras reacciones o respuestas a dichas circunstancias. Esta posición implica libre arbitrio en la formación de “procesos de pensamiento” y le permite a uno asumir responsabilidades sobre los propios estados mentales. Consiguientemente, el estoicismo libera a los seres humanos de modelos de diagnóstico mental y de la dependencia de substancias farmacéuticas y los potencia para cultivar sus recursos internos.

Una tercera idea subyacente proviene del budismo y es también común en las tradiciones helénicas y judeocristianas. Afirma que la adversidad es una prueba para el carácter, y que nuestras mejores cualidades no pueden emerger hasta que, y a menos que, nos encontremos con retos difíciles y los superemos. La distinción clave entre la visión budista y la judeocristiana es esta: los budistas creen que todos los humanos pueden acabar con el sufrimiento en su propio tiempo de vida, de nuevo, movilizando recursos internos independientes de los poderes externos. De ahí que los budistas reinterpretarían completamente el Libro de Job.
2. Desde su experiencia como terapeuta filosófico, ¿cree que sea posible anexar algún aspecto o elemento de las creencias religiosas de las personas en alguno de los pasos del proceso PEACE (problema, emoción, análisis, contemplación y equilibrio)?

LM: Sí, así lo creo, y muy firmemente. Dos pasos del proceso PEACE que directamente se prestan a las creencias religiosas son la contemplación y el equilibrio. Primero, me parece que las prácticas contemplativas son explícitamente fomentadas en muchas religiones, al igual que en muchas órdenes religiosas. Dentro del Catolicismo Romano varias órdenes son bien conocidas por su entrega a la contemplación filosófica. En la Temprana Edad Moderna, el monje minimista Mersenne sostuvo reuniones continuas en su celda, que atrajeron a las mentes contemplativas más brillantes de su tiempo (tanto filosóficas como científicas). Y así sucesivamente. Estoy seguro que ustedes mismos podrían dar muchos ejemplos similares.

En segundo lugar, mantener el equilibrio en la psique humana requiere práctica diaria, y esto es reconocido y practicado por los adeptos de muchos credos religiosos. La oración y la meditación son dos caminos tradicionalmente reconocidos para restaurar y mantener el equilibrio, y son también prácticas diarias entre los adeptos de todas las religiones mayores, incluyendo al Cristianismo, por supuesto. Más aún, cualquiera que ore por la paz en la tierra y todo aquel que de alguna otra forma busca contribuir a su realización, debe primero establecer ecuanimidad en su propio corazón y en su mente. La ecuanimidad no es otra cosa que un equilibrio imperturbable.
3. ¿Piensa Ud. que la práctica de alguna religión ayuda en algo para reforzar la terapia?

LM: En general, yo diría que muchos tipos de prácticas pueden, y de hecho refuerzan, la terapia filosófica, justo como pueden, y de hecho refuerzan, las terapias físicas y psicológicas. Por ejemplo, el arte y la música son dos prácticas de este tipo. Son tan claramente eficaces que se han desarrollado a sí mismas como terapias explícitas: terapia por el arte y terapia por la música. Yo conozco a un psicólogo clínico que trabaja con pacientes perturbados emocionalmente (que no son buenos clientes para los filósofos), y utiliza las prácticas meditativas del Zen para reforzarles la terapia. A la luz de esto, yo diría que la devoción, la oración y el servicio a los demás –todos los cuales son componentes principales de la práctica religiosa– pueden, definitivamente, reforzar la terapia filosófica.
4. ¿Tiene alguna experiencia sobre si hay diferencias entre la manera de cruzar por una depresión entre un creyente y un ateo?

LM: Esta es una pregunta muy interesante. Permítanme ofrecerles una respuesta desafiante. Para comenzar, una parte considerable de evidencia psicológica empírica sugiere que la gente que mantiene una esperanza fuerte es más probable que sobreviva a circunstancias difíciles o que incluso amenazan su vida –tales como accidentes, enfermedades, reveses del destino y así sucesivamente. Pudiéramos por tanto suponer, por analogía, que la gente que mantiene una fe firme está a la vez fortalecida contra el sucumbir a circunstancias adversas. Y como sabemos, la depresión es una de esas circunstancias adversas, que afecta a un número creciente de personas en todo el mundo.

Dicho esto, debemos ser cautelosos cuando hablamos de "depresión", ya que no es un problema unitario. Hay muchos tipos de depresiones, y algunos son más severos que otros. Si, por ejemplo, alguien es afectado por una depresión clínica endógena, entonces su problema parece residir en la química reguladora del cerebro mismo, en este caso la depresión no podría ser en gran medida auxiliada por la creencia religiosa, pero podría ser ayudada por medicación. Sin embargo, un tipo menos severo de depresiones puede ciertamente ser influido, para bien o para mal, por la propia visión de las circunstancias, en cuyo caso una visión más esperanzadora o propositiva (como la que provee una creencia religiosa) puede ciertamente hacer toda la diferencia.

De hecho, me parece que el ateísmo y las filosofías afines (como el existencialismo, el marxismo, el feminismo y el posmodernismo) se encuentran en la raíz de mucha de la infelicidad humana, si no es que de la depresión, porque hacen a la gente, metafísicamente, vagabundos sin hogar en el universo. Al declarar que la vida es un accidente, al negar la naturaleza humana, al deconstruir la moralidad y al politizar las relaciones sociales, ellos privan sistemáticamente a la gente de propósito, de lugar y de coexistencia armoniosa. Esto hace a la gente propensa al aislamiento, la desesperación y la depresión.
5. Ud. ha escrito que “el equilibrio entre los enfoques psicológico y filosófico es lo que en definitiva será más ventajoso para la mayoría de la gente” (Más Platón, menos Prozac, Madrid, p. 58) y que “el consejero filosófico es a la vez un terapeuta” (Ibid.); los sacerdotes y seminaristas buscan hacer el bien a la mayor gente posible, y sucede que tratan a menudo con problemas de la gente que caen en el campo de la psicología (depresión, pérdida de seres queridos, enfermedades terminales, abusos en la infancia, etc.); ¿qué consejos puede Ud. brindarles para que sepan ayudar con mayor eficiencia?

LM: Yo me encuentro continuamente con agentes pastorales de varias tradiciones religiosas, que de manera seria buscan herramientas para potenciar su capacidad de ayudar a otros. Así que déjenme enfatizar (en caso de que aún no esté claro) que yo veo la fe y la razón como elementos esenciales compatibles e interactivos de la psique humana. El ejercicio de la fe puede elevar el poder de la razón; el ejercicio de la razón puede profundizar el poder de la fe. Si un agente pastoral va a pastorear su rebaño hacia la flamante Ciudad de Dios, debe de poderlos guiar a través del oscuro laberinto de la Ciudad del Hombre. Mientras que la fe nos puede dar la fuerza para llevar a cabo este viaje, la razón puede con toda seguridad iluminar parte del sendero. De manera que mi “consejo” para sacerdotes, seminaristas y agentes pastorales es no negar la lámpara de la razón humana, lo cual implica tanto el conocimiento de la ciencia como la práctica de la filosofía.
*Traducido del inglés por Mauricio Urrea Carrillo


FRASE DE LA SEMANA:



“La filosofía es un silencioso diálogo del alma consigo misma en torno al ser”.

Platón

3 comentarios:

  1. Anónimo8:46 p. m.

    Felicidades!
    Por estos 10 años!
    Esperemos seguir leyendoles en este espacio.
    Les saluda Eduardo Antonio Martínez

    ResponderEliminar
  2. Alejandro R. Guiot Díaz12:04 p. m.

    Felicidades por los 10 años de Concilio. Sólo una pequeña observación: ya no tienen el mismo interés y los temas son un tanto aburridos, al menos en lo personal, no me llama la atención leer esos artículos. Ojalá y quieran mejorar, ya que el año que pasó no se vio nada de especial en Concilio, no sé qué pasó con los dirigentes. Ojalá y este nuevo consejo editorial mejore.
    Ánimo...

    ResponderEliminar
  3. Anónimo2:48 p. m.

    Saludos cordiales!
    Feliz año que inician. Por una lado los nuevos coordinadores; por el otro, el año 2011. Este nuevo inicio debe ser un espacio donde se pueda expresar con mayor rigor la verdad a través del Periodismo. Sin temor y sin excusa. Felicidades por los 10 años. Estamos a sus órdenes. Eduardo Antonio Martínez.
    P.D. Ojalá y pudieran actualizar este medio que es importante para los que no podemos leer el Diario de Xalapa.

    ResponderEliminar

sus comentarios nos ayudan