Domingo 09 de mayo de 2010


Esto ya no sucede…
POR CASAS


E D I T O R I A L

El día de mañana

El día de mañana, 10 de Mayo, en México solemos felicitar y recordar con veneración a nuestra madre, a las que viven aún y están con nosotros y a las que han muerto, pero cuyo recuerdo está vivo en nuestro corazón, como esperamos que ellas estén vivas en la presencia de Dios. Una vez más hay que recordar que no es cuestión de un solo día, sino que el amor a nuestros padres es de toda la vida y que es un mandamiento fácil y explícito. Hay que olvidarse de Freud y de todas sus teorías y buscar con todo el corazón expresar nuestra gratitud y bendición a los seres que nos han dado la vida. Dios nuestro Señor ha de mirar con ojos de especial misericordia a las madres que, en medio de muchas dificultades algunas veces, han levantado a sus hijos llenas de sacrificio y de cariño.

C O N C I L I Á B U L O

El 15 de Mayo

Ya se sabe que en el 15 de Mayo coinciden la fiesta de san Isidro y el Día del Maestro. San Isidro es el patrono de los agricultores, de los sembradores. Y pensamos que los maestros, de alguna manera y no tan metafórica, son sembradores tanto por lo que enseñan como por su conducta y actitud. A nuestros maestros de la Facultad y a todos los maestros les deseamos un feliz día y las mejores bendiciones de Dios.

Otra vez De Lubac

Hace tiempo que no veíamos una edición del célebre libro Catolicismo. Aspectos sociales del dogma (Ediciones Encuentro, Madrid, 1988). Recordemos que lo cita explícitamente Su Santidad Benedicto XVI y que lo considera un gran libro, una obra fundamental. Entre otras cosas, dice: “A este respecto, de Lubac ha podido demostrar, basándose en la teología de los Padres en toda su amplitud, que la salvación ha sido considerada siempre como una realidad comunitaria. La misma Carta a los Hebreos habla de una ‘ciudad’ (cf. 11,10.16; 12,22; 13,14) y, por tanto, de una salvación comunitaria. Los Padres, coherentemente, entienden el pecado como la destrucción de la unidad del género humano, como ruptura y división” (Spe salvi 14).

Semana del Seminario

Hay que agradecer a todos los fieles que se han acordado del Seminario, en estos días especialmente. Don Jorge Opoch, de Coatepec, nos mandó café y un sobrecito, que agradecemos cumplidamente, porque el Seminario vive de la ayuda de todos.

Arrecian los estudios

Luego de puentes tan largos, vemos que arrecian los estudios y que el final se precipita. Hay que estudiar, hay que estar al día en todo lo que se pueda, porque la fe cristiana no está reñida con la sabiduría ni con la ciencia. Son muchos los que van comprendiendo que las verdades de fe son de otro orden, pero que iluminan toda la realidad.

2012

Muchos, preocupados por la película 2012, se preguntan si el fin de todo está cercano y manifiestan una especie de veneración por las cosas que se dicen sacadas de los códices mayas. Pero se equivocan. Se les olvida que los apóstoles le preguntaron a Jesús sobre el fin del mundo, y Él les respondió que sólo el Padre sabe el día y la hora (cf. Mt 24, 36).


Mujer de entrega, de lucha y de valores

POR JUAN CARLOS MATUS / JUSTINO ABDIEL RODRÍGUEZ

Mañana se festejará el Día de las madres; por este motivo, Concilio felicita a todas, deseándoles abundante salud y fortaleza para seguir formando buenos ciudadanos y buenos cristianos. Recordemos que a la mamá no sólo se le debe festejar el 10 de mayo, sino todos los días del año. Sabemos que la mamá es maestra, pues ella es la que inculca en su familia los valores, tanto humanos como cristianos. Su papel es fundamental para toda persona humana; y, en el caso del seminarista, podemos decir que ella, como madre, maestra y amiga, ha puesto su granito de arena en su proceso de formación sacerdotal.
Por eso, nos dimos a la tarea de preguntar a algunos alumnos del Seminario acerca de lo que la figura materna significa para ellos. En este sondeo, nos dimos cuenta de que la mamá es un apoyo en la vocación de su hijo seminarista, tanto en lo económico como en lo espiritual; siendo, además, mujer de entrega, de lucha y de valores. ¡Felicidades mamás!
VÍCTOR MANUEL Herrera González dijo: “Mi mamá me ha ayudado mucho; su apoyo ha sido incondicional; sin embargo, le costó mucho aceptar mi decisión de entrar al Seminario; pero ahora lo va asimilando; como lo he visto, no es fácil para ella. Sé que cuando vuelvo al Seminario, después de vacaciones, ella se queda triste porque uno de sus hijos se va. Sé que cuento con sus oraciones y eso me ayuda a seguir en este camino. Le doy gracias a Dios por tener una madre buena.”


EDGAR SÁNCHEZ Sánchez expresó: “Mi mamá siempre ha respetado mucho mis decisiones. Me ha apoyado mucho en lo que he vivido a lo largo de toda mi formación, pues está siempre atenta a lo que yo necesito. Me lleno de satisfacción al saber que cuento con un gran apoyo en su persona. Ha sabido realizar el papel de madre como debe ser, pues así lo he vislumbrado. Además, puedo platicar con ella sobre lo que me sucede en el Seminario. No alcanzo explicar con palabras lo que ella significa para mí; estoy muy agradecido con Dios por la madre que me ha dado”.


BARTOLOMÉ DE Jesús Antonio Sánchez señaló: “Cuando le mencioné que iba a entrar al Seminario, fue para ella una gran emoción, pero a la vez un sentimiento de responsabilidad por lo que implica la formación. Ella me ha apoyado en la oración y económicamente. Siempre hemos tenido una relación de confianza. Es una mujer de entrega, de lucha; nos sacó adelante a nosotros, sus siete hijos”.
Sin amor no hay educación

ENTREVISTA A P. JOSÉ TEÓDULO GUZMÁN ANELL. S. J.

POR IGNACIO LAGUNES CARRERA

El día 15 de mayo es una buena oportunidad para agradecer y felicitar a los profesores que aman, honran y enaltecen la vocación a la enseñanza. Hoy más que nunca, los mexicanos necesitamos de la noble labor de los maestros, ya que nuestro país necesita elevar el nivel de educación de sus ciudadanos, y en esto, los maestros desempeñan una tarea insustituible e impostergable.
En entrevista para Concilio, el sacerdote jesuita, José Teódulo Guzmán Anell, especialista en Pedagogía, explicó que la problemática actual en torno a la calidad de la educación radica en la preparación que se les da a los maestros, lo cual tiene mucho que ver con la estructura de la enseñanza en las escuelas normales. Por otra parte, recalcó que es importante que el profesor esté dispuesto a actualizar constantemente sus contenidos, en orden a mejorar la calidad educativa.
Desde la óptica del jesuita, egresado de la Universidad de Columbia, en Nueva York, la situación actual del docente está marcada por un debilitamiento de su vocación. Indicó también que, hoy en día, existe una falta de profesionalización, pues, “la práctica docente que debiera basarse en el deseo de trasmitir la cultura, actualmente permanece vinculada al salario.”
En opinión del sacerdote Teódulo Guzmán, que durante varios años ha realizado investigaciones en el campo de la educación, “los salarios no son los mejores para los maestros, menos en áreas rurales, de hecho a las zonas rurales van educadores novatos –‘para que se vayan entrenando’-; cuando en realidad necesita ser al revés, a las áreas rurales conviene mandar a los más experimentados, obviamente pagándoles más, los novatos debieran estar en áreas menos difíciles para que fueran aprendiendo poco a poco.”
También destacó la importancia de observar ciertos principios o parámetros en la enseñanza: “El profesor –según expresó- debe tener en cuenta al sujeto de la educación: no es lo mismo un sujeto rural que el sujeto en áreas urbanas; de acuerdo al sujeto, el docente tiene que ir adecuando el contenido y las técnicas de enseñanza. Incluso, el educador debe preparar al educando en orden a que él pueda poner en práctica el conocimiento, es decir, aplicar lo que el alumno aprende a la cotidianidad de la vida.”
El entrevistado sostuvo la importancia de que el estudiante sea socialmente productivo en el sentido de poner en práctica lo aprendido, sistematizar y dar cuenta de los contenidos que han quedado claros. Además declaró que la vocación magisterial tiene un valor insustituible: “Nunca será sustituido el maestro o la maestra por ninguna máquina; los medios como la computadora y el Internet pueden ayudar. Por otra parte, los medios de comunicación son los menos indicados para contribuir en la formación del sujeto”.
Ante el exceso de información, el maestro –según aseguró el religioso- debe de ir encontrando la manera de contrarrestar la influencia que ejercen estos medios de comunicación, y usar la misma tecnología para la instrucción o la información. “El contacto personal de maestro y alumno jamás se debe de suplantar”, recalcó. Para concluir afirmó que los maestros requieren, indudablemente, una preparación sólida; además tienen que amar a las personas, pues sin amor no hay educación: “recuerden que nadie da lo que no tiene” finalizó.
Concilio agradece al padre José Teódulo Guzmán por su disposición para la entrevista.

FRASE DE LA SEMANA:

“Por la ignorancia se desciende a la servidumbre; por la educación se asciende a la libertad.”

Diego Luis Córdoba

1 comentario:

  1. Anónimo2:29 p. m.

    HOLA PADRE JUAN BERISTAIN, SOY ALFONSO EL QUE ESTUBO EN LA ESCUELA JARAN CON EL PADRE DAUZÓN, APROVECHO LA OPORTUNIDAD PARA SALUDARLE Y FELICITARLE POR LAS NOTAS QUE SE PUBLICAN EN ÉSTE BLOG, YA QUE SON MUY INTERESANTES Y CON MUCHO CONTENIDO QUE NOS AYUDA PARA REFLEXIONAR EN ÉSTE MUNDO QUE ANDA MUY DE PRISA. QUE DIOS LO BENDIGA EN SU MINISTERIO Y QUE LA SABIDURIA LE ILUMINE PARA NUEVOS PROYECTOS EN PRO DE CRISTO.
    BYE.
    SALUDOS DESDE EL PUERTO DE VERACRUZ.

    ResponderEliminar

sus comentarios nos ayudan