Se acerca la Navidad

por Casas


E D I T O R I A L

Repetitiva, tópica y trivial



Repetitiva, tópica y trivial suele ser la frase que nos decimos estos días: “Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo”, pero si sale del corazón, es válida. Nosotros, los de Concilio, el nuevo equipo, se lo repetimos a todos muy desde dentro. Es importante que no se quede uno en lo accidental de los arbolitos, las luces los ponches y los regalos, sino que se llegue a lo hondo, a lo íntimo: el Niño que ha nacido es para los creyentes nada menos que Dios salvador, Dios que nos salva. Con esto, la historia, los hechos singulares, adquieren una trascendencia que los griegos nunca imaginaron, porque para ellos solamente lo general, lo abstracto, lo válido, lo científico, era lo importante. Aquí, un hecho histórico, singular, el nacimiento de un niño, divide la historia del mundo. De una humanidad maldita y pecadora de los hijos de Adán van a salir ahora los hijos de Dios, lavados con la sangre de Cristo y purificados por el Bautismo. Concilio, con todos sus lectores, se alegra y se maravilla de esta increíble historia de fe.




C O N C I L I Á B U L O

La evaluación de los maestros



Nos han dicho que la evaluación de los maestros hecha por los alumnos fue muy generosa, llena de benignidad y comprensión. Un poco como si los alumnos quisieran dar un ejemplo a los maestros para que en sus evaluaciones respectivas no sean tan rígidos. Uno nos dijo que lo que no le gustó es que se ponen las opiniones singulares y no los consensos más o menos logrados de cada grupo. Porque se le da la misma importancia a un papanatas desobligado que a un inteligente y aplicado. Pero ¿qué dice el grupo? Aquí no se trata de hallar la verdad que, como se sabe, no es cosa de consensos, sino de encontrar la repercusión general de la didáctica de cada profesor en particular.



Las fechas



Hemos sabido que en la Universidad Veracruzana se están acortando las fechas para que con el año civil termine también el semestre, lo cual nos parece muy acertado. También nosotros nos vamos de vacaciones, habiendo terminado los exámenes y las tareas. Solamente los reprobados llevan su pequeña carga de volver a repasar para que en enero regresen a dar exámenes.




¿Cómo se interpreta un texto?



Pues, en primer lugar, hay que leerlo y leerlo bien. Luego, hay que descubrir las partes, o estructura con la que está construido y qué coherencia existe en la argumentación aducida, que sería tarea de la sintaxis. A veces, desde aquí se descubre que hay textos mal hechos o, como dice la gente, “hechos con las patas”. Más tarde, hay que ver qué verdad tiene cada una de las proposiciones. La parte de la verdad tiene que ver con la semántica y necesita de muchos conocimientos para que uno pueda juzgar rectamente y, por último –y lo decimos expresamente, por último, porque a veces suele ser lo primero que a uno se le ocurre–, tratar de entender con qué intención, o finalidad, se ha hecho ese texto: de qué me quiere convencer, en qué quiere cambiar mi conducta. Todo esto, finalmente, sería una semiótica, o ciencia general de los signos, aplicada a los textos.



Una interpretación de las posadas



En un semanario hemos leído una interpretación de las posadas que no habíamos visto en ninguna otra parte. ¿Es original? Según eso, no se trata de una mera devoción ni son canciones ni discursos, sino un drama, un verdadero drama que, literalmente, significa “acción”. Aquí hay dos personajes que se traban en una acción: los de fuera, humildes y sencillos peregrinos, y los de dentro, cómodos propietarios que lo único que quieren es dormir. Argumentos van y vienen y el clímax llega cuando los de dentro amenazan con apalear. Pero todo se resuelve, como pasa muchas veces en los dramas y comedias, con un reconocimiento, o “anagnórisis”. Luego todo es alegría y regocijo, “porque hospedamos aquí a la Madre de Dios Hijo”.






Historia de los nacimientos
por Alejandro Cruz Márquez




Durante el periodo navideño, allí donde hay cristianos existe la costumbre de poner nacimientos en las casas, en las iglesias, en las plazas públicas. Los nacimientos son una representación artístico-figurativa del nacimiento de Jesús en el pesebre de un establo de Belén. En otros países de habla hispana se les conoce precisamente como “belenes”. En el portal se coloca a la Sagrada familia y los pastores, acompañados del asno y del buey. También se incluye en el paisaje la adoración de los magos venidos de Oriente. Los evangelistas Mateo y Lucas fueron los primeros en describir la historia de la encarnación de Cristo. En el siglo IV ya existían en las catacumbas de Roma imágenes de la Natividad. El origen exacto del nacimiento es difícil de definir, por cuanto es el producto de un proceso largo, pero sí está históricamente documentado que ya en los primeros siglos cristianos el día de la Navidad eran expuestas en las iglesias imágenes religiosas que, a partir del siglo X, asumieron un carácter siempre más popular, extendiéndose después por toda Europa.



Comúnmente San Francisco de Asís es considerado el “padre de los nacimientos”, porque en la Navidad del 1223 hizo el primer nacimiento en el bosque de Greccio. Colocó un pesebre en el interior de una cueva y llevó allí un asno y un buey vivos, pero sin la Sagrada Familia. Después tuvo un famoso sermón de Navidad ante una multitud de personas, haciendo así accesible y comprensible la historia del Nacimiento a todos los que no sabían leer. En la Capilla Sixtina de la Basílica de Santa María la Mayor, en Roma, se puede admirar uno de los más antiguos nacimientos. En 1289, fue realizado en alabastro por el famoso escultor Arnolfo de Cambio y donado a esta iglesia. Igualmente se consideran precursores del nacimiento los altares góticos tallados con imágenes de la natividad.



Un periodo floreciente de los nacimientos fue el Barroco. Primeras noticias ciertas de nacimientos en iglesias se remontan a la Alemania meridional cuando, después de la Reforma, los padres de la Compañía de Jesús fueron los primeros en reconocer el gran valor del nacimiento como objeto de oración y de recogimiento, además de información religiosa. Los jesuitas hicieron construir preciosos y fastuosos nacimientos, tanto que esta costumbre se extendió velozmente en las iglesias de toda la Europa católica.



Baluartes en la construcción de los nacimientos en los países europeos vinieron a ser Italia, España, Portugal y el sur de Francia. En la Europa Oriental, Polonia, la República Checa y la Eslovaca; en la Europa Central sobre todo Austria y el Sur de Alemania.
El arte de los nacimientos vivió una época de oro en el siglo XVIII, cuando se comenzó a ampliar y completar historia del Nacimiento con estaciones y episodios de la vida común, con múltiples figuras humanas inmersas en los más variados menesteres. En el museo de Bressanone, Italia, es posible admirar el más famoso de estos “nacimientos anuales” compuesto de más de cuatro mil figuras, realizado por los hermanos Augustin y Josef Propst. Por esas fechas, en el Reino de Nápoles se inició un estilo característico que aún se cultiva y admira.



El final de ese siglo XVIII fue marcado por la Ilustración y por la Secularización; en algunos lugares fueron prohibidos los nacimientos: sobre todo en Baviera se debieron eliminar todos los nacimientos de las iglesias, de esta manera llegaron a las casas de los campesinos para evitar su destrucción. La consecuencia fue que en los campesinos creció el interés por el arte refinado de los nacimientos, de modo que ellos mismos comenzaron a tallar las figuras. Un siglo después, disminuyó sensiblemente el interés por los nacimientos pero hubo coleccionistas que impidieron que muchas representaciones se perdieran irremediablemente. Así, por ejemplo, Max Schemederer, quien reunió nacimientos de todo el mundo y dejó a sus herederos una de las más grandes colecciones que hoy es posible admirar en el Museo Nacional de Munich.



A México llegaron traídos por los frailes franciscanos. Los nativos se sintieron inmediatamente seducidos por ellos y empezaron a elaborarlos con gran maestría artesanal, como se continúa haciendo hasta la fecha, y las figuras se realizan con variados materiales como barro, yeso, madera, etc. Es menester decir que en nuestros días ha crecido notablemente el interés por los nacimientos, como lo demuestran las sociedades de promotores de los mismos, difundidas en muchas partes. Dato interesante es que en este año se colocó un nacimiento monumental en la catedral de Valencia, España, que contiene la representación de seiscientas figuras humanas y dos mil de animales, incluyendo un rebaño de mil ovejas.








Navidad, expresión de fe y tradiciones
“Hace falta que amemos la costumbres religiosas de nuestros pueblos, sólo entonces vamos a poder caminar con el pueblo al encuentro con Dios”
por César Daniel Herrera



En el mes de diciembre, los fieles católicos tienen motivos suficientes para expresar su fe; ya sea con procesiones, cantos, flores, adornos; no falta el arbolito de navidad o el tradicional nacimiento; en este tiempo todo es fiesta y alegría; todo esto es una expresión de la necesidad que el pueblo tiene de encontrarse con Dios; sin embargo, en algunas ocasiones, el pueblo parece conceder mayor importancia a festividades que sin bien no dejan de ser importantes, sólo rodean y enmarcan la venida de Jesús a los hombres, en efecto, éste es el punto central de las celebraciones de este mes. Para aclarar algunos puntos referentes a estas expresiones de fe, nos dirigimos a la Hermana Angelina Villafaña Araiza, quien coordina el Departamento de Religiosidad popular en la Arquidiócesis de Xalapa. Desde hace ya siete años, la hermana ha caminado con el pueblo católico haciéndole ver que la religiosidad popular no es solamente hacer rosarios, largas caminatas, prender algunas veladoras o entonar algunos cantos, sino que ésta es –como lo cita el Documento de Aparecida– un punto de partida, que con todos los elementos que contiene, como los ya mencionados, ayuda a que los católicos se encuentren con Dios en la liturgia, sobre todo la liturgia Eucarística, que es el centro de la vida cristiana.



Al llegar a su oficina ubicada en la planta baja de la Curia Diocesana, la hermana Angelina nos recibió muy amablemente y nos invitó a tomar asiento, al momento nos dijo con una sonrisa: “estaba a punto de irme, minutos más y no me encuentran”.



Durante la entrevista, la hermana señaló que lo importante es entrar en contacto con las costumbres religiosas de los pueblos, pues es importante conocerlas antes de imponer criterios nuevos o menospreciar prácticas populares que pueden ser de gran ayuda. “Los que estamos trabajando en este equipo, nos metemos de lleno con el pueblo, participamos en sus fiestas estando entre ellos”, así lo expresó mientras nos encontrábamos conversando en su oficina; también recordó el trabajo que desde hace varios años se ha realizado en el departamento a su cargo, además remarcó la urgente necesidad de evangelizar al pueblo: “Cada vez vamos buscando mejores herramientas de trabajo, para poder ser más precisos en nuestra labor; hasta el día de hoy, nuestro equipo se compone de dos religiosas, tres sacerdotes y dos laicos, y puedo decir que ya estamos más organizados y sobre todo con más experiencia en este campo de trabajo”.



Luego de un momento, el rostro de la Madre Angelina empezó a dibujar una sonrisa de satisfacción y, emocionada, pronunció estas palabras: “Ver como las personas se dirigen a los templos, prendiendo una veladora o cargando la imagen de san José y de la Virgen, recitando algún villancico, o entre lágrimas murmurando un padrenuestro o elevando sus plegarias, ¡Es maravilloso!” Según ella, las posadas son una oportunidad que el pueblo tiene para encontrarse con Dios desde la sencillez de sus oraciones. Además mencionó que todo lo que sucede el veinticuatro por la noche ayuda a los cristianos a sensibilizar su corazón para recibir en sus familias al Salvador; les ayuda a tener presente que lo que festejamos es un acontecimiento de gran importancia.


En cuanto a las costumbres de estas fechas, la hermana manifestó que la religiosidad popular de estos días, sobre todo las posadas, es como un mar que no tiene barreras; dijo también que el pueblo vive estas festividades a profundidad aunque muchas veces no entiende el significado de los signos que contienen las posadas o la misma navidad, lo que sí entiende y lo tiene bien presente, es que con estos actos de piedad nos acercamos a Dios. “Yo creo que Dios está feliz caminando con su pueblo que le busca de la manera como ha ido aprendiendo a buscarle”, así terminó su respuesta al preguntarle sobre la influencia de las expresiones de fe que rodean al veinticuatro de diciembre.



Después de contestarnos unas dos preguntas en su oficina, la religiosa nos invitó a caminar por el jardín que está junto al edificio de la Curia diocesana, para respirar aire fresco y así seguir nuestro diálogo. Durante nuestra caminata, nos compartió que muchas de las tradiciones en materia religiosa necesitan ser evaluadas de la mejor manera, ya que muchas veces las personas caen en prácticas que contradicen la fe; ante estas palabras, propuso con solicitud, que todos los miembros que están al frente de alguna comunidad católica trabajen por purificar, evangelizando, algunos aspectos de la piedad popular. “Falta que la Iglesia vaya al pueblo a evangelizar desde lo que se tiene; pero más que otra cosa, hace falta que amemos la costumbres religiosas de nuestros pueblos, sólo entonces vamos a poder caminar con el pueblo al encuentro con Dios, en estos días de Navidad”, con esta expresión, la hermana Angelina Villafaña, a quien agradecemos su disposición, concluyó la entrevista.






“Siendo niños éramos agradecidos con los que nos llenaban los calcetines por Navidad. ¿Por qué no agradecíamos a Dios que llena nuestros calcetines con nuestros pies?”



Gilbert K. Chesterton




3 comentarios:

  1. ME PARECE UNA BUENA PÁGINA.
    SUGIERO QUE TRABAJEN EN LA PRESENTACIÓN, HACERLA MÁS ATRACTIVA FUNCIONARÁ.
    SERÍA BUENO UNA EXPLICACIÓN DE POR QUÉ NAVIDAD EL 25 SI JESÚS NACIÓ OTRO DÍA, PARA QUIENES NO LO SABEN.

    ResponderEliminar
  2. CARLOS EDUARDO.8:10 p. m.

    ME PARECE UNA PÁGINA INTERESANTE.
    TRABAJEN EN LA PRESENTACIÓN, QUE SEA MÁS ATRACTIVA.

    ResponderEliminar
  3. ME PARECE UNA PÁGINA INTERESANTE.
    TRABAJEN EN LA PRESENTACIÓN, QUE SEA MÁS ATRACTIVA.

    ResponderEliminar

sus comentarios nos ayudan