E D I T O R I A L

999
La noticia de la semana pasada fue la del secuestro de un avión que venía de Cancún hacia la Ciudad de México por un pastor protestante que se sentía obligado a hablar con el presidente de la República, Felipe Calderón, para dar a conocer un mensaje que había recibido directamente de Dios. La ocasión habría sido motivada por la circunstancia de que el día 9 del noveno mes del año 2009. Y ese 9 repetido tres veces y vuelto al revés nos da el 666 que, según el Apocalipsis, sería el número de la Bestia. Gracias a Dios, no pasó nada y todos los pasajeros pudieron salir sanos y salvos y el hombre fue a dar a la cárcel acusado de diversas infracciones, de las cuales el secuestro es la principal. Todo esto nos plantea el problema de la comunicación con Dios y de la Hermenéutica, o interpretación de los textos. No son cosas fáciles. Nosotros, por nuestra parte, estudiamos durante años y años buscando comprender la voluntad de Dios en nuestra vida –no negamos que a alguno pueda hablarle directamente– y tratando de entender los géneros literarios, o modos de expresión de los textos antiguos y nuevos, porque esto es fundamental para su comprensión. Concilio siente pena por este hombre piadoso y anima a sus lectores a una búsqueda más serena de Dios y del sentido auténtico de las Escrituras.

C O N C I L I Á B U L O

199 años


Estamos cerca del bicentenario de la Independencia nacional. Durante 3 siglos fuimos colonia de España y de aquí salieron todo el oro y la plata que hoy adornan grandes edificios y monumentos en Madrid y en otos lugares. Antes guardábamos mucho rencor contra los españoles y ahora nos damos cuenta de que en el 90% de nosotros hay un mestizaje y que la sangre, las letras y la religión provienen de España. También guardábamos mucho rencor contra los Estados Unidos, porque ellos fueron los que tomaron nuestras riendas en los siglos subsiguientes. Pero ahora, con los millones de mexicanos que han cruzado la frontera, también en esto han decaído nuestros odios. Y también hay que recordar que no es con odios y rencores como se fomenta la independencia, sino con el trabajo y, sobre todo, con la educación y el estudio.

La FILU

Este año, ha estado mucho más animada la Feria Internacional del Libro Universitario y ha habido muchas más presentaciones y eventos. La figura relevante en todo esto es la de Sergio Pitol –el Premio Cervantes–, cuyas traducciones y obras originales nos asombran cada vez más. Quizá lo que más llama la atención es el trabajo enorme que han significado sus traducciones de las más diversas lenguas. Se puede decir que Sergio Pitol es un mexicano universal.

Cerca de San Jerónimo

Como no está lejano el día de la fiesta de san Jerónimo (30 de septiembre), Coatepec se prepara para celebrarlo y nosotros nos reanimamos en los estudios de las Sagradas Escrituras. Hay un texto que es poco conocido y que, a nuestro juicio, vale oro: La interpretación de la Biblia en la Iglesia (Pontificia Comisión Bíblica, San Pablo, 1998). Uno puede encontrar ahí los diversos métodos posibles de interpretación: método histórico-crítico, análisis retórico y análisis semiótico y los acercamientos basados sobre la Tradición: acercamiento canónico, el recurso a las tradiciones judías de interpretación y la historia de los efectos del texto. Hay, además, una crítica de la lectura llamada fundamentalista y varias notas sobre la hermenéutica filosófica moderna para, finalmente, explicar las dimensiones características de la interpretación católica. Pensamos que una persona culta debe conocer este tipo de textos.

Sobre La Divina Comedia

Como hablamos en semanas pasadas sobre La Divina Comedia, nos preguntan por un texto que sea serio y convincente. Nosotros nos basamos en las Obras completas de Dante Alighieri, versión castellana de Nicolás González Ruiz sobre la interpretación literal de Giovanni M. Bertini (Biblioteca de Autores Cristianos, Madrid, 1994). Pero el texto italiano se puede consultar en La Divina Commedia comentada por G. A. Scartazzini (Editore-Libraio della Real Casa, Milano, 1920) y La Divina Commedia di Dante Alighieri (Ulrico Hoepli, Milano, 1945). Todos los textos están llenos de notas porque, como se sabe, el libro contiene infinitud de referencias a la cultura antigua pagana y cristiana.


En mi muerte puedo seguir dando vida
por José Luis Alvarado Jácome

¡A mi que me entierren completito! ¡Ni lo mande Dios que me quiten una parte del cuerpo! Son algunas de las frases que frecuentemente se escuchan cuando se pide a las personas, que su familiar próximo a fallecer, pueda ser donador de órganos o incluso cuando nos solicitan en plena salud, ser donador potencial de órganos.
La verdad esto está muy lejos de la misma doctrina cristiana. La donación de órganos es una forma peculiar de testimonio de la caridad. Existe, de hecho, una responsabilidad del amor y de la caridad que compromete a hacer de la propia vida un don para los demás, si se quiere verdaderamente la propia realización. Como nos enseñó el Señor Jesús, sólo quien da la propia vida podrá salvarla (Cf. Lucas 9, 24). En algunas playeras que usan los jóvenes he visto una frase con un doble sentido pero que refleja esta realidad, dice así: “un donador de sangre me ha dado la vida: Cristo”.

Siguiendo este esquema, aquél que se niega a ayudar a los demás de esta forma se convierte en un egoísta. ¿Por qué dejar al proceso natural de descomposición un órgano que puede ser la salvación para alguien más? Antes se tenía la idea de una “profanación del cuerpo”, ahora se ha comprendido mejor que aquel cuerpo que nos dio Dios puede ser un medio para perpetuar la vida. Por ello, el trasplante de órganos tiene lugar como un gesto de total gratuidad, agradecimiento y colaboración con el Creador.

Se han realizado infinidad de campañas para aumentar el número de donadores, desgraciadamente la mayoría ha sido ignorada. Ciertamente muchos desconfían por el tráfico de órganos, por ello hay que acudir a centros especializados con personal médico competente, apto, capacitado y aprobado oficialmente para que se lleve a cabo con todo el cuidado y legalidad que requiere.

Hay un cortometraje muy interesante en la famosa página de you tube titulado “Por siempre” con Bárbara Mori. Le invito a que lo vea y se de cuenta que la tristeza por la muerte de un ser querido se transforma en alegría y satisfacción.

Los Papas Juan Pablo II y Benedicto XVI también se han colocado a favor de la donación de los órganos en varios documentos y discursos, teniendo como ejemplo el gesto de caridad que imita la entrega de Cristo en la Cruz. Ellos han enseñado que es preciso sembrar en el corazón de todos un aprecio genuino y profundo de la necesidad del amor fraterno, un amor que puede expresarse en la elección de donar sus propios órganos. ¡Anímese y sea partícipe de la acción salvadora de Dios!

Mojados y atrapados en el Seminario
por Juan Carlos Matus Sánchez

El pasado miércoles 16 de septiembre, con motivo de las fiestas patrias, se organizó una jornada deportiva entre alumnos y sacerdotes del Seminario Arquidiocesano de Xalapa “San Rafael Guízar Valencia”.
Los eventos se llevaron a cabo en el transcurso de la mañana; los equipos participantes se vieron las caras en las competencias de básquetbol, fútbol, carrera de relevos y ajedrez.



Mientras unos presenciaban la gran final de fútbol entre el equipo del Seminario Menor y el de la unidad de Filosofía bajo la incipiente lluvia, otros buscaban un lugar dónde resguardarse y presenciar el final del partido. Acabado éste, alumnos, sacerdotes e invitados se dirigieron al comedor con el fin de degustar los alimentos.
Se estaba llevando a cabo la premiación de los equipos ganadores de cada una de las competencias cuando algunas personas se levantaron de sus lugares repentinamente, dando gritos de admiración y sorpresa: una delgada capa de agua había cubierto el piso del comedor y del pasillo principal. Para entonces, la lluvia se había convertido en diluvio. El canal de aguas residuales que atraviesa las instalaciones del seminario pronto se llenó hasta desbordarse y se acumuló tal cantidad que ya era difícil la salida de dicho lugar.
Pasaban los minutos y, como el aguacero no cesaba, la delgada capa de agua se convirtió en un auténtico arroyo, que corría a lo largo del pasillo de unos 100 metros de longitud. Los alumnos se apresuraron a tomar algunas escobas, jergas y jaladores para poder evitar que el agua llegara a los salones, pero la inundación era inevitable.
Lo primero en llenarse de agua fue la habitación del Departamento de Psicología, después la capilla, luego la secretaría de la Facultad de Filosofía, donde se guarda la documentación oficial de los alumnos, siguiendo algunos salones contiguos y, por último, la biblioteca de Teología, donde se alberga un acervo considerable de obras. Ratas y serpientes se lograban ver a lo largo del pasillo, cuando intentaban escabullir hacia lugares secos.
La lluvia cesó y, una vez que el nivel de las aguas negras descendió, seminaristas, sacerdotes y alumnas, que toman clases en esta institución, se dieron a la tarea de quitar el lodo que trajo el torrente de agua. Unos pasaban con una manguera, arrojando agua limpia y lavando el piso, otros sacaban el agua con sus escobas y unos últimos se encargaban de secar cada resquicio que estuviera mojado.

No faltó quien, en la tarea de rescatar algunos muebles, diera su resbalón y cayera al agua. Por otra parte, Luis Reyes Utrera, secretario de la etapa de Teología, comentó que en más de 30 años de servicio nunca había visto acontecimiento semejante.
Cabe mencionar que los muchachos del seminario tuvieron la necesidad de meterse en las aguas residuales provenientes de las colonias aledañas a la institución, para poder rescatar algunos libros, evitar el daño al inmobiliario de los salones de clases.
Las fiestas patrias del seminario finalizaron cuando los seminaristas y sacerdotes, limpiaron cada una de las áreas que fueron afectadas por las aguas, se lamentaron la pérdida de algunos documentos, muebles, libros, mojados y enlodados. Algunas personas imposibilitadas para salir, debido a la laguna que se formó por el alto nivel del agua, que les imposibilitó el paso a sus respectivas casas

Por esto, el Seminario ha hecho un llamado a las autoridades correspondientes para que intervengan en el drenado de lo que es el canal que atraviesa el terreno de la institución y así evitar problemas de salud a causa del estancamiento de aguas negras, no sólo para los alumnos, sino también para los habitantes de las colonias circunvecinas.
“Llevadera es la labor cuando muchos comparten la fatiga”.
Homero

2 comentarios:

  1. Anónimo1:53 p. m.

    Felicidades por su pagina, ya se actuliza con tiempo
    saludos!!!

    ResponderEliminar
  2. Muy bonita su página, además de que las noticias son interesantes....
    Me da mucha tristeza saber lo que sucedió en el Seminario, pero pues hay que echarle muchas ganas (son pruebas), y hacer mucha oración!!! Cualquier cosa que necesiten ahijado, Matus, Padre Jaime, etc. avísen y les ayudamos; ya saben!!!

    Saludos y muchas felicidades!!!!

    ResponderEliminar

sus comentarios nos ayudan