Domingo 10 de febrero de 2008



Plana semanal del Seminario Arquidiocesano de Xalapa, Ver. MÉXICO
Desde el año 2000
Aparece los domingos en el Diario de Xalapa



E D I T O R I A L

Distintos pero no distantes

Actualmente se dice que existe un ambiente religioso de cuarenta días que se debe vivir como tiempo espiritual de preparación para experimentar la plenitud de la vida. Dicho ambiente requiere concretamente de la generosidad, de la fidelidad y veracidad de cada persona para lograr un verdadero encuentro con los demás que beneficie las estructuras sociales, económicas, políticas, religiosas, etc. Las personas de las diversas sociedades pueden vivir, en este tiempo, conductas que reflejen los tres requisitos de dicho ambiente para pasar de la lejanía a la cercanía, del desencuentro al encuentro, del ser distantes a ser distintos y complementarios. Cuando se sabe algo valioso para el bien de la sociedad, se puede vivir comenzando por uno mismo.


¡No más chocolates, no más bombones!

RICARDO FLORES GARCÍA

¡Otra vez chocolates!, bombones, dulces..., o las tarjetas típicas con la frase “no soy gansito pero recuérdame; amigos por siempre; I love you; Forever friends”… Discos, osos de peluche. ¡No! Se me olvidaba…, la hermosa rosa roja cursi de doble intención… ¡Caramba! ¿Qué puedo regalar en San Valentín ‘si no tengo dinero’ y no siento nada por la persona a quien me tocó en el intercambio? Es más, no quisiera que me regalaran cualquier cosa o baratija a mí.

¿Qué puedo regalar, que no me cueste dinero? Además, lo que pueda regalar, sea de agrado para quien lo reciba. Pero también quiero que ese pequeño detalle sea una oportunidad para iniciar una relación de amistad sincera, sin intereses egoístas o tal vez más allá de una amistad…

Los chocolates terminan por derretirse, y algunos objetos por desbaratarse debido a que son Made in China. Las palabras se las lleva el viento y algunas se olvidan si no están acompañadas de un verdadero y elevado impulso que viene del corazón, asimilado por la mente y trasmitido con un cálido gesto de pertenencia. Esos datos, no son más, que apenas, pequeñísimos síntomas de amor. Sí, amor. El amor no se descubre si no es por otro que te ama. Pero en lo dicho con anterioridad, son síntomas pequeños de lo que puede ser un verdadero amor. Debido a que cualquier persona tiene la capacidad de amar. Pero, en ocasiones, al amar, creemos que amamos, cuando en realidad estamos haciendo sólo un acto de bondad. Ser benevolente en encaramiento con el amar es algo similar, más no es amar. La distinción está en que ser bondadoso es parte de la personalidad de cualquier individuo, porque difícilmente darás cosas malas a aquellos a quienes son cercanos a ti.

Pero si quieres amar realmente sin engañarte a ti mismo, busca a alguien que te haya demostrado ese inmenso amor por ti. Encuentra ese alguien que haya dado no sólo la vida por uno, sino por los que vivieron antes que él, por los que vivieron el hoy con él y hasta los que estarán cuando él no esté. Busca a alguien que haya perfeccionado el donarse hasta dar la vida. Ese que no lo movía simplemente la cortesía, ni el buen decir de su persona, el que se olvidó de sus propios intereses para preocuparse por ti, para que te sintieras amado en los momentos más difíciles, que son muchos.

Pero ¿por qué buscar a ese alguien? Porque si aprendes a amar como él, podrás regalar amor. Un amor que no pide nada a cambio. Un amor que te acerca al interior del otro. Un amor que te hace feliz al saber que el otro es feliz. Por el simple hecho de no sentirse juzgado sino amado. Pero ese amor no es por lo que pueda ser la persona o por las grandes o muchas cualidades positivas o negativas. Más bien lo amarás porque primeramente tú fuiste amado y te sientes inclinado a responder a ese amor. Entonces no necesitaremos más de regalos materiales ni obligatorios para salirle al paso a una fecha importante. Que en lugar de ser una sola vez al año ha de prolongarse por toda nuestra capacidad de conciencia.

Finalmente, si quieres regalar amor, primero has de conocer el amor, el amor puro, el que todo lo atraviesa y que sabe llegar al eje de todo sostén de lo que es el ser de una verdadera persona. Aunque esto no implique que viviremos en el amor (pues seguimos viviendo en esta tierra tan real en todo el sentido de la palabra) pero sí nos unificaremos en él.



Que todo se aproveche en nuestro hogar

MARISSA PONCE DE CHÁZARO

Vivir siguiendo a Cristo también tiene implicaciones en cuestiones de economía familiar. Algunas familias siguen criterios ya conocidos por muchos, por ejemplo, no gastan más de lo que ganan y aprovechan lo que tienen: el cristiano, además, deposita su confianza en la providencia de Dios. Muchos sustituyen la idea del “dinero que no alcanza” por la certeza de que alcanza con lo que hay aprovechando todo. Algunas amas de casa dicen que en lugar de tener gastos para cubrir con el dinero que se obtiene lo hacen al contrario: dividen lo que ya tienen en pequeñas tajadas para cada renglón, así, a lo largo de las semanas, estos “pocos” van dando para los gastos que realmente son posibles de pagar. Dicen que la economía se beneficia porque viven con lo que tienen, gastan menos, no adquieren deudas y además le dan prioridad a lo sencillo para destinar algo a la emergencia o a la enfermedad.

Hay otras familias que para aguantar las altas y bajas de la economía nacional toman medidas que buscan cierta autosuficiencia en las cosas básicas, de entre los renglones del gasto eligen alguno que lo permita, generalmente alimento o vestido, así, se ven familias atendiendo un pedacito de tierra con cultivos o las macetas con “tes” o hierbas o algunas verduras o arbolitos frutales, con esto evitan pagar en una sola nota lo que cuestan tres o cinco plantas, además incluyen en la alimentación algo cosechado por ellas. Otras personas hacen pan o ropa, los venden o los truecan. Todas ellas dicen que además del autoconsumo les interesa enseñar a los más jóvenes ciertos valores como la paciencia, la diligencia y la perseverancia.

Llaman la atención las familias que no acumulan nada. Ellas ponen mucho cuidado en aprovechar el “talento” o las aptitudes de cada uno de sus miembros, permiten que todos se sientan motivados para desarrollar sus habilidades haciendo algunas cosas como reciclar, preparar abono de composta o hacer los productos hechos a mano que llamamos artesanías. Algunas de estas familias dicen que “capitalizan sus talentos” y que ayudar en la economía los hace sentirse integrados en el caminar familiar. Los miembros de estas familias no viven ajenos a los problemas económicos más bien oran juntos, confían y se saben animados para desarrollar sus potencialidades, algunos hasta consideran inútil ocupar el tiempo en rayar bardas ajenas o “salir a buscar problemas”. Ellos han encontrado en el ejemplo de vida de la Iglesia la respuesta al llamado de Cristo en familia y ponen cuidado en acumular ninguna otra cosa más que “tesoros en el cielo”.

Recibir lo que Dios envía y desprenderse de ello compartiéndolo en beneficio de todos y de cada uno parece que son claves en el seguimiento de Cristo: esto se aprende en casa pero se extiende hasta los demás. Es cierto que la familia cristiana tiene ante todo puesta la confianza en Dios en la acción, para algunos esto puede ser confuso pero, está claro: ordenar la vida hacia la providencia divina no significa sentarse a esperar que las cosas lleguen. Ya se ve que las familias hacen algo después de la oración en común, unidas por Jesucristo, ponen a trabajar los pies y las manos, la cabeza y el corazón porque dicen que “las cosas de Dios” también se encuentran en el trabajo familiar y cuidan que nada se desperdicie, especialmente Su amor.



C O N C I L I Á B U L O


Viene Walter Redmond a la Universidad Veracruzana


Walter Redmond, célebre filósofo y autor de una Lógica simbólica para todos (editada por la Universidad Veracruzana), viene a dar un curso a la Facultad de Filosofía. Nos ha comentado el maestro Alberto Ruiz Quiroz, director de dicha facultad, que el 20, 21 y 22 de febrero, de 4:00 de la tarde a 9:00 de la noche, el doctor Redmond expondrá sobre la discípula de Husserl, Edith Stein. Redmond es especialista y ha traducido al inglés varias obras de esta filósofa que cada vez va siendo más conocida entre nosotros. Nos dice el director de la facultad que uno de los alumnos, Rubén Muñoz, asesorado por la maestra Angélica Salmerón, ha escrito una tesis sobre el pensamiento de Edith Stein.

Sobre filosofía mexicana

Pocos recuerdan la grave disputa entre Enrique C. Rébsamen y su sucesor en la dirección de la Normal Veracruzana que quedó plasmada en el libro La nueva faz de la evolución del método, de Manuel R. Gutiérrez, cuyas críticas se extendieron también a la Guía metodológica para la enseñanza y la escritura que había escrito Rébsamen. Entre nosotros Rafael Cessa Jáuregui escribió su tesis sobre esta célebre polémica en la que, como siempre, el problema es saber distinguir en qué sentido está usando la palabra método cada uno de los que disputan. Hay que recordar que en ese entonces no existía la Universidad Veracruzana (fundada en 1947) ni la escuela de altos estudios que luego se convirtió en la Facultad de Filosofía de la UNAM. Durante el Porfiriato todo estaba dominado por el positivismo y lo único que valía era el fenómeno y sus leyes, sin preocuparse en absoluto de dónde podían venir, qué eran y para qué eran las realidades, en especial, la realidad humana. La ciencia se ocupaba del “cómo” y no le interesaba ni el por qué ni el para qué. Muchos que usan el término “positivo” en su acepción válida ignoran que también tiene una acepción completamente peyorativa.

La iglesia de Huatusco

La iglesia de Huatusco es una maravilla de vanguardia. Ya la quisiéramos para catedral de Xalapa que, con su torre mocha, sorprende y escandaliza a cualquier extranjero que nos visita. El padre Humberto Andrade nos ha regalado un libro que es una biografía del señor cura Enrique Trejo Domínguez, quien dedicó su vida a la construcción de la iglesia de Huatusco cuya fotografía hemos visto en libros de arte editados en Europa. Lo que decimos de la catedral de Xalapa lo expresamos con tristeza, pero quizá algún día se tenga que arreglar este esperpento cuya causa nadie ha logrado descubrir. ¿Qué cosa pasó ahí?, ¿por qué el obispo Pagaza no pudo concluir su proyecto?, ¿faltó dinero?, ¿hubo fraudes? Los historiadores no nos han sabido decir lo ocurrido.

Benedicto XVI no fue a la Universidad La Sapienza, de Roma

Pero sí envió su discurso que nos deja admirados porque en éste recuerda la misión de la universidad en general cuya fundación nunca hay que olvidar que es una de las glorias de la Iglesia católica –tampoco hay que olvidar sus errores y debilidades-. La universidad, según el Papa, es una institución que, entre las denominaciones religiosas y los partidos, ha de buscar ante todo la verdad. Y no sólo la verdad teórica, sino el conocimiento del bien.

Hace un repaso de las facultades de la universidad medieval e insiste en la racionalidad como el puente que puede unir las diversas culturas religiosas y hasta los partidos más dispares. Nos sorprende que en dos veces cita a Rauls, el célebre autor inglés, autoridad en el tema de la justicia que dice que las denominaciones religiosas no han de ser de derecho público (como sucede entre los musulmanes), pero que esas mismas tradiciones, a lo largo de los siglos, han desarrollado argumentaciones racionales que no deben ser despreciadas.

También cita dos veces a Jürgen Habermas quien dice que la legitimidad de la constitución de un país, como presupuesto de la legalidad, derivaría de dos fuentes: de la participación política igualitaria de todos los ciudadanos y de la forma razonable en que son resueltas las divergencias políticas. Esta “forma razonable” no puede ser simplemente el número de votos, sino un “proceso de argumentación sensible a la verdad”.

El problema es que los diputados quizá no tengan esta formación en los procesos de argumentación y lo único que buscan es la mayoría de votos y la satisfacción de los intereses que dicen representar. Todas estas cosas nos parecen muy actuales en nuestro medio, especialmente en lo que respecta ahora a las cuestiones bioéticas, pues nadie parece preocuparse de la cuestión social en medio de la miseria y de la emigración que nos dominan. Los grupos antiglobalización son pocos y las decisiones de la voz se siguen imponiendo en una globalización que arrasa a los países menos preparados como el nuestro.



“El amor nace de un flechazo; la amistad del intercambio frecuente y prolongado”
(Octavio Paz)

1 comentario:

  1. saludos concilio soy fentanes tengo una artículos y quiero mandarlos solo que no sé a que correo por favor diganme y se los mando.
    saludos al P. Zilli. nos vemos pronto.

    ResponderEliminar

sus comentarios nos ayudan