E D I T O R I A L
La historicidad de la persona

Todos tenemos fechas que hacen posible una identidad y por ello se celebra cuando toca su tiempo dentro del calendario. Así tenemos familiarmente la fecha de nacimiento, de boda, de muerte. También en el ámbito político, social y religioso existen acontecimientos dignos de recordar, revivir y actualizar. La importancia que se le da es porque está dentro de nuestra estructura antropológica: la historicidad. Se trata de nuestra inserción dentro de una serie de mediciones llamados días, meses, años, y junto con nuestro desarrollo biológico-personal vamos adquiriendo nuevos conocimientos por medio de experiencias. Así tenemos que los adultos serán los mismos que los que eran bebés, niños, jóvenes, pero ahora con un mayor acervo cultural o de achaques en el cuerpo. Hay personas y acontecimientos que no se olvidan, por el contrario, continúan como parte de la identidad personal.

I N T E R – N O S
Día del médico
El próximo miércoles 23 estaremos festejando el “día del médico”. Nuestra gratitud y reconocimiento por todos aquellos que con su esfuerzo logran conservar la salud o donde ésta se ha perdido. Mucho se ha hablado sobre la relación entre la ciencia y la fe. Un médico puede ser creyente y seguir apoyándose en sus conocimientos. Hay una frase que dice “La ciencia documenta a la fe y la fe ilumina a la ciencia”. No hay contraposición.

Las escuelas
Poco a poco se van reanudando las clases en nuestra ciudad y en Veracruz. Por esa parte los niños accederán nuevamente a las actividades para que puedan ser promovidos al siguiente ciclo escolar. Ese problema se va resolviendo. Queda pendiente en qué termina el conflicto laboral. La justicia y la verdad deben imperar.

Galletas oreo y cocaína
Un estudio del Colegio de Connecticut en Estados Unidos ha revelado en esta semana que las famosas galletas oreo, son tan adictivas como la cocaína o la morfina debido a su alto contenido en grasa y azúcar creando un efecto estimulante en el cerebro que lleva a la persona a un estado de bienestar y deleite. Los mismos ingredientes están presentes en toda la comida chatarra y los antojitos mexicanos. Dice la gente: “aunque me haga daño me como una ‘garnachita’”.

El poeta que se convirtió en Papa

POR RICARDO MORALES PÉREZ

¡Sé bendito, oh canto entre todos los cantos!
¡Sé bendita, simiente de mi alma y de la luz!
Exalta alma mía a Aquel que ha echado sobre mis hombros
el terciopelo y el raso soberano   (Wojtyla)

         Hombres con espíritu poético han dejado huella en los capítulos de la historia; auténticos artífices que heredan las emociones más profundas emanadas del corazón; artistas que develan inspiraciones cargadas de contenido y franqueza, donde la pluma inagotable desborda precocidad de sentimientos y reconcomios puros; esa es la personalidad del poeta, del sincero apasionado que ‘recibe de la naturaleza un don insustituible por la industria o el esfuerzo’.

Diversas formas poéticas se han gestado a lo largo del tiempo: épica, en la que se ensalza el orgullo nacional a través de intensas batallas y legendarios héroes; lírica, hecha para cantar la emoción propia, para manifestar la experiencia del yo; idílica,  ‘tierna y delicada composición sobre temas pastoriles (refiriéndose a los efectos amorosos de los pastores y su entorno campestre)’. Este tipo de poesía manifiesta el ingenio artístico esparcido desde épocas arcaicas, muestra el dinamismo sensible de algunos bardos emblemáticos, como Homero lo fue para Grecia y Virgilio para Roma. De igual modo, otras ciudades han podido albergar auténticos poetas; la Ciudad del Vaticano es una de ellas. Por más de 26 años, el Vaticano hospedó a un verdadero poeta, un eslavo que principió sus poemas desde la patria polaca  y que, sin duda, continuó luego de ser elegido sucesor de San Pedro, porque la naturaleza del poeta no puede ser anulada, sino que se impregna en la historia del  autor  aunque éste ya no la pronuncie. Tal fue el caso de Karol Wojtyla  (Juan Pablo II), el poeta contemporáneo que asimiló las formas poéticas existentes y las proyectó con audaz originalidad y fervor inconmensurable.

Aunque las composiciones de Wojtyla mantengan rasgos del sentimiento nacional –como la poesía épica o experiencias profundas del yo–, al igual que la lírica llegan a transmitir por su asimilación literaria, contexto histórico e intereses personales, una noble poesía que tiene como característica esencial la predisposición a lo sobrenatural; se trata de poemas cargados de  espíritu religioso que –como dice Boccaccio– conducen por su fervor divino a exquisitos hallazgos. “Cántico del esplendor del agua”, “Perfiles del Cirineo”,  “Vigilia pascual”, “Jacob”, “La imploración de Juan”, “Canto del Dios escondido” dan prueba de esos hallazgos que miran a lo trascendente.

El 22 de octubre la Iglesia Católica festeja a Juan Pablo II. Sería enriquecedor conocer una faceta bastante desconocida del Papa polaco, la poética; pero se requiere advertir que el adentrarse en su poesía es una  labor ardua, y más cuando él mismo describe el difícil itinerario al componer poemas: “separo despacio la luz de las palabras y junto los pensamientos como una grey de sombras y lentamente en todo pongo la nada que espera el alba de la creación”. A pesar de la dificultad vale la pena conocer esta alba creadora, pues permite descubrir  al artista, al Papa, al poeta de Dios; esa sería una honrosa manera de festejar a quien lo merece, manteniendo vivo en el alma el sentir que se ha plasmado para la eternidad.

No pasó lo que esperaba
“Él es mi confidente, en quien me refugio”
POR EMMANUEL MORONI LARA Y EDUARDO JÁCOME BARRADAS
Es octubre el mes en que la ciudad de Xalapa y sus alrededores, se plantean la intención de realizar una visita a la Catedral Metropolitana que congrega a miles de creyentes con sus melódicas campanadas, lugar donde se encuentran depositados los restos de un hombre, Padre y Pastor de la tierra veracruzana, que a través de su paso por esta ciudad y poblados próximos, infundió el amor al prójimo y la preocupación por el enfermo y el necesitado.
San Rafael Guízar y Valencia es un santo que, aun en vida, manifestaba y “olía”  -como algunos feligreses lo expresaban- a vida de santidad. De esta manera, comparte la Sra. María Valentina Santiago Hernández, mujer del milagro de la causa para la canonización del Santo mexicano, que confiaba plenamente en la persona de este gigante de la caridad e incluso lo reconocía como tal sin importar que el Magisterio de la Iglesia Católica aun no promoviera dicha causa.
María Valentina, por herencia de sus padres, es devota de San Rafael, pero fue un acontecimiento preciso el que la hizo afianzarse a la providencia de Dios por intercesión del hijo fiel de la Virgen. Esta mujer, durante su embarazo, se le hizo saber la situación de su bebé: labio leporino y paladar hendido, análisis que fue comprobado por dos médicos. En un principio abundó en ella la tristeza y desolación: cayó en una depresión, “¿por qué a mí?”, se cuestionaba. Pero, una vez superada esa faceta, comenzó la aceptación y fue éste el momento crucial para la adhesión, con mucha fe, a la intercesión de aquel que dedicó tiempo, fuerzas, dinero y su propio existencia por el bien de la niñez mexicana. Es así como la fe de unos padres y abuelos, movidos por una “locura de amor”, comenzaron la incesante plegaria a Dios por intercesión del Obispo de los pobres solicitando cumpliese la voluntad de Dios y si era posible sanara al bebé.
Un 2 de marzo llegó a culmen la oración continua y, manifestado el milagro, el niño Rafael de Jesús nació sano, poniendo a prueba todo diagnóstico que se había declarado.  “Me sentí muy alegre al notar que mi hijo estaba bien, di gracias a Dios, a la Virgen y al que era, hasta entonces, Beato Rafael Guízar y Valencia”. Un compromiso mantuvo la mujer en quien Dios manifestó el poder omnipotente, que es capaz de venir hasta nosotros y fundirse en el interior de cada alma necesitada; es tan grande la gracia que no pudo quedársela sólo para ella, lo compartió, sabía que la mano de Dios había acariciado el rostro de aquella creatura amada desde su concepción.
“¿Qué saber le deja esta experiencia?” Ante todo reconoce la omnipotencia de Dios y también cuestiona cómo es posible que pusiera Sus ojos en ella, y acepta que Dios no se ha fijado en el más rico ni en el más poderoso, si no en el que Él ha querido.

PIE DE FOTO: Enrique Barrosos, María Valentina y su hijo, el que recibió el milagro, Rafael de Jesús.
FOTÓGRAFO: Emmanuel Moroni
¿Supermédico?
POR JOSUÉ DAVID DE LA CRUZ MORALES
Los superhéroes son personajes ficticios que tienen habilidades humanas extraordinarias. Un héroe es una persona que arriesga la vida y, principalmente, su integridad física. El utilizar el prefijo <>ya nos indica que existen poderes o habilidades increíblemente desarrolladas. Por tanto, se podría decir que personajes como Hulk, Superman, Batman, Spiderman, etcétera, no se deberían considerar héroes por el hecho de que no arriesgan su integridad física, son inmunes a las balas y a las caídas de alturas sorprendentes.
Entonces vendría el cuestionamiento: ¿Quién es realmente un héroe?
Existe una definición que, desde mi punto de vista, es muy buena: “hombre admirado por sus logros y nobles cualidades”.
Basándose en las dos definiciones de héroe se podría afirmar que nuestra sociedad está plagada de héroes e infestada de personas que logran levantarse sobre la preocupación del propio yo y que ponen, antes de los intereses propios, los intereses y el bienestar de otras personas que posiblemente no conocen.
Ciertamente hay hombres y mujeres que posiblemente no sólo arriesgan su vida y su integridad física como tal, sino que  arriesgan tiempo, intereses personales, bienestar social, salud y dinero. Me refiero a policías, bomberos, carteros, maestros, etcétera y de una manera especial médicos, todos ellos son guerreros de la vida cotidiana, cuyos sacrificios y acciones nobles nos benefician a todos.
Los médicos son los encargados del bienestar corporal, son los que velan por la vida humana, son los que pasan largas e interminables horas en un hospital atendiendo pacientes. Son los gladiadores que luchan contra toda clase de enfermedad a  expensas de ser contagiados. En pocas palabras: ellos son, de día y de noche, los defensores de la vida.
Ahora bien, en una sociedad como la nuestra: ¿cómo felicitar en este día a las personas que de médico solo tienen el título? Es decir, ¿cómo felicitar a una persona que, bajo promesa, jura resguardar la vida y que por sus actos demuestra todo lo contrario? ¿Cómo felicitar a una persona que en vez de defender y estar a favor de la vida recomienda y practica métodos –como el aborto, la eutanasia, etcétera-  que lo único que busca es la muerte en vez de la vida? Definitivamente sería muy difícil felicitarlos.
Afortunadamente no todos son así y sería un error garrafal de mi parte hacer una generalización de este tipo. Por tanto, a todos aquellos médicos que desempeñan su papel como Dios manda: muchas felicidades, mis respetos; sus años de estudios no han sido de balde; sigan adelante con esta misión tan hermosa, ayudando al prójimo y al que más lo necesita y recuerden que ustedes son los celadores de la vida humana,  por ustedes se me hace justo que el día 23 de octubre esté dedicado a su profesión.  Ustedes son dignos de ser llamados superhéroes, supermédicos.
Solo me resta por decir algo: “al que le quede la bata, que se lo ponga”.


ESTO YO NO LO SABÍA…
“Porque no me gustaban”
POR LEONARDO DANIEL RIVAS VÁZQUEZ
Ante las diversas leyendas que se han dicho del por qué no hay  premio Nobel de Matemáticas, la verdad es que A. Nobel no consideró esta ciencia como importante  para la vida en el sentido práctico y eligió para los premios aquellas ramas que son importantes para el avance de la sociedad. Sin embargo, como todos sabemos se equivocó en ese razonamiento ya que las Matemáticas son esenciales en nuestro tiempo. Pero Nobel no lo consideró así.

… PERO AHORA YA LO SÉ.
FRASE DE LA SEMANA
“La peor prisión es un corazón cerrado”
JUAN PABLO II




1 comentario:

  1. Anónimo1:04 p. m.

    ¿Qué pasó con la actualización del blog, así como la edición del texto por la fuente tachada en uno de los artículos en este medio digital? Un poco más de cuidado, Concilio es un medio informativo serio

    ResponderEliminar

sus comentarios nos ayudan