E D I T O R I A L

Hay que rendir buenas cuentas



Recordando una de las frases de San Pablo: “Yo planté, Apolo regó; mas fue Dios quien da crecimiento” (1 Cor 3,6) podemos iluminar que así es nuestra realidad. De pequeños el personal médico atendió el parto de nuestra madre, los maestros de kínder, primaria, secundaria, preparatoria y universidad atendieron la instrucción escolar; los integrantes de la familia hicieron lo suyo, las amistades, la comunidad, todos, participan de una o de otra forma para lograr lo que somos en este día. De la misma manera, en la construcción de una nación, en la elaboración de las grandes obras, todos van colaborando en algo, y esa es nuestra misión: recibir la estafeta, hacer lo que nos toca y pasarla al siguiente corredor. Y ahí está el punto álgido, cuando tenemos la estafeta podemos realizar bien nuestra encomienda, podemos retrasar o perder la carrera o podemos hacer que el equipo gane y se llene de gloria. En este domingo el nuevo equipo de trabajo publica su primera página Concilio, hay que exhortarlos y orientarlos para que al final puedan rendir buenas cuentas.



I N T E R – N O S





PM1



         Somos testigos de los cambios que se están generando a lo largo del mundo y que en definitiva, mutará el ambiente: crisis económica en Europa, cambio en el gobierno de Grecia, piden la destitución del ídolo italiano Berlusconi; empieza la función por la carrera presidencial en México, etc. Así pueden desfilar cientos de nombres que nos indican nuevos tiempos, de todo corazón esperemos sean mejores y no “pan con lo mismo”.



PM2



         Xalapa se vio afectada cuando cerraron la calle de Sayago antes de Clavijero, verdaderamente era un maltrato para los vehículos cuando se circulaba por esa vía. No tenemos bien la idea de cuál fue el trabajo que realizaron, lo cierto es que cuando circulamos por ahí nos dimos cuenta de unos parches que colocaron y que nos hizo decir: ¡pobres máquinas!, otra vez “pan con lo mismo”.





PM3



         En esta semana que inicia los presbíteros de la Arquidiócesis de Xalapa vivirán sus ejercicios espirituales anuales con el fin de buscar un encuentro con Dios, fortalecer la fe y la vocación que redunde en una mayor entrega y mejor servicio a la comunidad veracruzana. Deseamos que sean el parteaguas para un mejor apostolado y que al regresar a sus parroquias no se conviertan en “pan con lo mismo”.



Concilio: Once años comunicando desde la razón

POR JUAN FERNANDO LUNA


En el mes de noviembre, pero de hace once años, se abre un espacio en el periodismo escrito de Xalapa para expresar el pensamiento filosófico, que resulta de un constante y dirigido ejercicio racional, real y objetivo su nombre: Concilio.

A continuación se encuentra la entrevista realizada al Pbro. Dr. José Benigno Zilli Mánica, fundador de este espacio.

P. Zilli: Hace 11 años ¿qué hizo surgir a Concilio? Creo que la página  Concilio nació en medio de la euforia que nos producía el haber sido reconocidos por la Secretaría de Educación Pública con el título de Facultad Rafael Guízar Valencia. Si uno revisa las páginas de aquel año 2000, verá que en verdad teníamos un gran entusiasmo y que nos proponíamos hacer un estudio de filosofía serio y comunicable.

 ¿Cuál ha sido el objetivo de Concilio? Nuestro objetivo ha sido comunicar lo que vamos entendiendo a medida que lo vamos entendiendo. Del Evangelio y de lo que nos llega por medio de la razón natural. Porque la Iglesia Católica no está peleada con la razón, al contrario casi diría yo que es una de las instituciones que más la defienden en estos tiempos llamados posmodernos en que nadie defiende nada o en que nadie entiende nada.

¿Hacia dónde va Concilio? Si Concilio continúa como va creo que superará con creces los logros obtenidos en los años pasados. Una cosa que yo he insistido siempre es en la necesidad de manejar los diversos géneros periodísticos: las noticias, la entrevista, la crónica, el reportaje, etcétera. Para mi pesar, los alumnos de filosofía tienden a hacer siempre artículos de esos que se llaman “de fondo”, que en el fondo nadie lee.

¿Quién debe conducir Concilio? El equipo que ha sido elegido tiene la responsabilidad de conducir Concilio y de hacer que sea una página legible: ágil, amena y llena de contenidos que sirvan a nuestra gente. El padre José Luis Alvarado Jácome, que es hoy mi sucesor, está plenamente capacitado para coordinar este equipo y para hacer que la página sea cada vez mejor.

Gracias P. Zilli. En definitiva, no cabe duda que los grandes proyectos surgen de hombres que con claridad de pensamiento, resultado del saber, innovan a partir de los medios existentes con la única finalidad del crecimiento y desarrollo común. 



FOTÓGRAFO: LUNA MELCHOR




Caminando al lado de Concilio

POR DIEGO E. TELLEZ OJEDA



Lo que hace once años era sólo un proyecto es ahora una realidad. A pesar de los retos a los que se ha enfrentado Concilio, siempre se ha buscado ser constante en mantener informado al público que semana con semana espera la nueva edición.

El caminar de la página en estos primeros once años no ha sido tarea fácil, al contrario, requiere de gran empeño, interés y dedicación para poder seguir manteniéndose. Implica también una gran responsabilidad por parte del equipo que está al frente, ya que por este medio se abren las puertas de nuestras ideas y pensamientos que se publican en los distintos artículos;  y el reto más grande lograr que el lector se interese por esperar la próxima edición semanal.

Por tal razón se buscó a quienes han ido caminando al lado de Concilio, tanto a los sacerdotes que iniciaron este proyecto, como a los distintos  ex coordinadores de esta página, para que nos compartan ¿cuál ha sido tu experiencia de caminar al lado de Concilio?

SOTERO DOMÍNGUEZ: “El poder ayudar a los seminaristas para que puedan ejercitarse en el arte de escribir. Concilio ha sido la puerta a muchos para escribir en otros medios periodísticos, quitando los miedos y prejuicios que se tenían, lo cual era el objetivo de esta página.”


IGNACIO LAGUNES Carrera: “Me tocó servir a Concilio en una de sus difíciles épocas. Estar a cargo de una publicación significó una responsabilidad que me obligó a interesarme por la realidad social y eclesial. Cultivé un amor por la verdad y un respeto por la información.”



ARMANDO CORTÉS Fernández: “Fue muy grata, sobre todo cuando sabes que puedes aportar algo en nombre del Seminario por medio de la escritura. Concilio me ayudó a aprender a trabajar en equipo y a establecer mejores relaciones con mis compañeros.”


 FERNANDO GONZALEZ Topal: “Concilio fue un trampolín porque me ayudó a escribir de manera amena y con gusto. Me ayudó a evangelizar a la Iglesia allá fuera desde una manera más pulida que se va descubriendo con  el paso del tiempo.”


 CÉSAR ROMERO Galán: “Ver que los alumnos que han ido pasando de generación en generación, les ha ayudado a ejercer este tipo de trabajo que actualmente es muy necesario para que  desarrollen  estas capacidades de escribir bien, para después formar e informar al público que nos lee.”


 DANIEL BARRIENTOS Sánchez: “Concilio es una plataforma que forja el carácter de líder, ejercita la visión emprendedora y perfecciona el arte de la escritura. Me dejó un aprendizaje significativo que llevaré a donde quiera que esté, algo así como reglas de oro aplicables en todos los ámbitos de la vida ordinaria.”

FOTÓGRAFO: GARCÍA

Francisco José Herrera Luque

POR MATEO HERNÁNDEZ JUÁREZ


Diversos personajes a lo largo de la historia han dado de que hablar, pues sus acciones han tenido resultados positivos para la humanidad o parte de ella. En esta ocasión fijamos la mirada sobre Venezuela y uno de sus ilustrados representantes que con orgullo puede simbolizar este país. 

Estamos hablando de Francisco José Herrera  que nació en Caracas un 14 de diciembre de 1927. Son muchas las especialidades que él tuvo: novelista, ensayista y diplomático venezolano. Se destacó por escribir con gran maestría y lucidez, entre sus obras más sobresalientes destacan: Boves, El Urogallo (1972), Los Amos del Valle (1979) y La Luna de Fausto (1983). Estudió en la Universidad Central de Venezuela (UCV) y luego en la Universidad de Salamanca (1952) graduándose de médico. En Madrid se especializó en psiquiatría y produjo diversos trabajos científicos.

Fundó la cátedra de psiquiatría de la UCV en la cual llegó a ser profesor titular y fue embajador de Venezuela en México a mediados de la década de los setenta. Como escritor y autor de novelas, su obra histórica está basada en la investigación veraz y documentada. 

Durante los años finales de su vida y después de su muerte sus obras adquirieron gran renombre, convirtiéndolo en uno de los escritores más destacados de Venezuela. Su éxito estuvo en combinar el sentido mitológico venezolano con los hechos reales de la historia, con sus fabulaciones colectivas llenó el molde de la realidad. Indagó más allá de la historia de su país natal y creó una narrativa paralela a ella.
Supo combinar muy bien su faceta científica con la literatura, nunca descuidó el estudio de la historia de su país, que en sus tesis mostraba especial interés por los primeros habitantes de la colonia. Herrera Luque falleció en Caracas el 15 de abril de 1991, a causa de un ataque al corazón.
Vaya que es placentero poder compartir los datos biográficos de un hombre que, por sus obras, expresa que siempre tuvo presente distintos valores y virtudes que lo caracterizaron, por mencionar algunas: la perseverancia, constancia y disciplina, que lo llevaron a ser quien fue. 


FRASE DE LA SEMANA

“La discreción en el hablar importa más que la elocuencia”

Baltasar  Gracián

2 comentarios:

  1. Anónimo9:35 p. m.

    visitanos en Facebook, Concilio Sax, y sé parte de nuestros amigos!!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo11:55 p. m.

    HOLA: SOY UN JOVEN DE LA CIUDAD DE OAXACA QUE POR CAUSALIDAD DE UNA TAREA ELECTRÓNICA ENCONTRÓ SU BLOGS, A SABER ME A PARECIDO MUY INTERESANTE EL CONTENIDO UN GRAN ELEMENTO DE APOYO Y DE COMUNICACIÓN CON LO DEMÁS HERMANOS EN CRISTO, ENHORABUENA, Y QUE DIOS LOS CONTINUÉ BENDICIENDO.

    ResponderEliminar

sus comentarios nos ayudan