Domingo 13 de junio de 2010

E D I T O R I A L


Una humanidad futbolizada

El mundo entero se siente animado por el Mundial de fútbol que se celebra en Sudáfrica. Estamos ante una humanidad futbolizada. No faltarán quienes, con gesto agrio, lo hablen de banalidad y pérdida de tiempo, pero nosotros pensamos que no; más bien, nos llenamos de admiración y alegría por esta fiesta que nos reúne a todos en paz. En el Cántico de las Criaturas, san Francisco enumera los elementos y bendice a Dios por cada uno de ellos. Nosotros pensamos que hay que bendecir a Dios también por el fútbol. En lugar de una humanidad aguerrida, dividida, encarnizada y sangrienta, una humanidad unida por los Juegos Olímpicos y por el fútbol. Habría que hacer un nuevo cántico de las criaturas. También tenemos nuestro corazón y esperamos que México no quede en los últimos lugares. Pero, sea una cosa u otra, siempre sacaremos lecciones sobre coordinación y disciplina que tanta falta nos hacen.


C O N C I L I Á B U L O


Diez años de nuestro obispo

El arzobispo de Xalapa, monseñor Hipólito Reyes Larios, cumple diez años de haber sido consagrado. Se le encomendó entonces la nueva diócesis de Orizaba, donde trabajó con grande entusiasmo, y luego pasó a la sede arquidiocesana, que es Xalapa. Felicitamos a monseñor y diremos como él dice: “¡Aplausos, aplausos!”.

De misión en Mozomboa


Diez de nosotros están en la parroquia de Mozomboa, donde el párroco es el padre Gonzalo Platas García y estamos ahí en plan de misión. Ya hemos dicho que nuestras “misiones” son, en realidad, una convivencia con la realidad más cercana del pueblo, lejos de los libros y de las teorías. Aquí estamos, queriendo aprender y enseñar alguna cosa.


Gonzalo Aguirre Beltrán


Dos amigas muy queridas nos han hecho llegar un gran libro: Gonzalo Aguirre Beltrán. Memorial crítico (coordinador: Félix Báez-Jorge, Editora de Gobierno del Estado de Veracruz, 2008). Como es sabido, don Gonzalo Aguirre Beltrán fue un excelente rector de la Universidad Veracruzana y un investigador y antropólogo de primera clase. Dirigió durante años el Instituto Nacional Indigenista, cuya meta fundamental era adaptar a los grupos étnicos que hay entre nosotros a la nivelación nacional. Pero le tocó precisamente la crisis de este paradigma. Hoy se nos ha repetido que debemos “desinstalarnos” y quitar de nosotros la conciencia de haber nacido dentro de la cultura occidental, burgueses y cómplices del capitalismo. El libro coordinado por Báez-Jorge trata precisamente de esta problemática que todavía nos afecta.

La filosofía mexicana


Volvemos a recordar el libro La filosofía mexicana ¿incide en la sociedad actual? (Gabriel Vargas Lozano, Guillermo Hurtado, Mauricio Beuchot, José Alfredo Torres, Editorial Torres Asociados, México, 2008). Es necesario conocer lo nuestro y no solamente los grandes sistemas o las ideologías que llegan de fuera.

UNA PELÍCULA QUE HABLA BIEN DE LOS CURAS
“La última cima”

POR JOSÉ LUIS ALVARADO JÁCOME

“Los expertos me lo han dicho claramente: si hoy crucifico a un sacerdote en público, voy a tener éxito y me van a dar importantes premios, si por el contrario hablo bien de un cura ¡me van a crucificar a mí!”, con estas palabras Juan Manuel Cotelo, inicia su película-documental “La última cima”, una de las pocas películas que hablan bien del sacerdote. Cuenta la historia del Pbro. Pablo Domínguez, decano de la Facultad de Teología de San Dámaso en Madrid, un sacerdote que no era pederasta, ni mujeriego, ni exorcista, ni empecinado en el poder, simplemente era un buen cura, como existen miles en todo el mundo.
Esta película se estrenó el pasado 4 de junio en dos salas de la capital española, debido al tema nada comercial y el poco dinero para hacer promoción; a pesar de ello, se ha ido extendiendo su proyección en más de 50 salas, todo esto por aclamación popular y la ayuda de los católicos que la han acogido con gran alegría. Aún sin estrenar, ya se habían interesado por ella en más de 20 países y en sólo tres semanas ha habido 200.000 descargas del trailer desde su página web. En el fin de semana que se estrenó arrasó con superproducciones como “sex and the city 2”.
Y ¿Qué es lo que ve la gente? A un sacerdote de 42 años trabajando sencillamente en lo que Dios lo puso: dar clases, estar disponible para el servicio, atender a la gente, escuchar, confesar, predicar la verdad sin miedo, con humor e ingenio. También muestran una pasión: escalar montañas porque allí en las alturas, contemplando el espectáculo de la Creación, el padre Pablo se encontraba más cerca de Dios; y por eso le gustaba celebrar la Eucaristía cuando coronaba una cima. Y así lo hizo aquel 15 de febrero de 2009 en la cumbre de la montaña Moncayo localizada entre las provincias de Aragón y Castilla y León en España. Después de celebrar Misa se dispuso a descender pero una falla hizo que se resbalara en el hielo y precipitarse al abismo muriendo de manera instantánea.
Como nos damos cuenta, no es una cinta donde haya efectos espectaculares, la presencia de grandes estrellas cinematográficas o el grupo musical de moda, por el contrario, es la narración de la vida de Pablo (quien se definía a sí mismo como “sacerdote, sacerdote y sacerdote”), contada por quienes le conocieron con imágenes de la montaña que hacen reflexionar sobre la grandeza de lo sagrado, del sacerdocio, el sacrificio y la muerte. Comenta el director de la cinta que: “Conocerle era quererle porque, sobre todo, era una persona cercana, generosa, entregada, que no sabía decir que no a nada. ‘Es que me hace bien’, afirmaba. Y debía ser verdad, porque igual atendía espiritualmente a las monjitas cistercienses, cuidaba a los enfermos moribundos, confesaba a cientos de niños en un colegio, acompañaba a una amiga en un parto difícil o ‘hacía el ganso’ con sus sobrinos tirado por el suelo. Se ponía al servicio de quien tuviera delante en ese momento, sin más; simplemente te decía ‘si puedo ayudarte en algo, pídemelo’, y tú se lo pedías y Pablo lo hacía porque lo decía de verdad”.

¿Interesados por esta película? Ayúdenos para que la podamos ver en nuestra Arquidiócesis, entren en la dirección: www.laultimacima.com ahí encontrarán varias secciones muy interesantes como “Tengo un amigo cura” donde se puede subir el buen testimonio de buenos sacerdotes, y sobre todo en la sección “¿Quieres que se estrene en tu ciudad?” para que soliciten su proyección en estas tierras mexicanas. Ya se ha contactado con el director de la cinta y está dispuesto a mandarla al terminar su proyección en España.


UNA CONSTRUCCIÓN EXCEPCIONAL
Una joya del arte moderno en nuestro Estado

POR IGNACIO LAGUNES CARRERA

Hoy se recuerda a un gran santo dentro los primeros de la Orden Franciscana, san Antonio de Padua, o también conocido como san Antonio de Lisboa. A este santo se le representa algunas veces con un lirio, símbolo de su pureza o cargando la imagen del Niño Jesús, esto para recordar una milagrosa aparición como se narra en algunas fuentes biográficas.
En una Audiencia general (10 febrero de 2010), el Papa Benedicto XVI considero que “Antonio contribuyó de modo significativo al desarrollo de la espiritualidad franciscana, con sus marcadas dotes de inteligencia, de equilibrio, de celo apostólico y, principalmente, de fervor místico”. Según sus biógrafos, este hombre de familia noble nació en Lisboa alrededor de 1195, ingresó con los canónigos que seguían la regla de san Agustín, donde se dedicó con interés y solicitud al estudio de la Biblia y de los Padres de la Iglesia, adquiriendo aquella ciencia teológica que puso a fructificar en las actividades de la enseñanza y la predicación.
Inspirado en la vida ejemplar de unos misioneros franciscanos que vivieron el martirio por el anuncio del Evangelio, decidió imitarles por lo que solicitó su ingreso a la Orden de san Francisco, convirtiéndose así en Fraile Menor; se dedicó entonces a avanzar en el camino de la perfección cristiana. Invitado, circunstancialmente, a predicar con ocasión de una ordenación sacerdotal, mostró estar dotado de tal ciencia y elocuencia, que los Superiores lo destinaron a la predicación. Inicia así su actividad apostólica la cual se vio acompañada de fructíferas conversiones. Este santo puso las bases de la teología franciscana, cultivada más tarde por san Buenaventura y el beato Juan Duns Escoto.
En varias parroquias de esta región recuerdan la figura y las enseñanzas de este santo, aclamado por muchas personas, no sólo para ponerlo de cabeza. En nuestra entidad, hay una iglesia dedicada a este santo, que causa impresión en quienes la han visitado y hoy celebra su fiesta patronal. En el municipio de Huatusco de Chicuellar, aquí en el Estado de Veracruz, se encuentra una magnifica construcción dedicada a este santo franciscano.
Se trata de un majestuoso templo que se comenzó a construir en el año de 1940, precisamente la colocación de la primera piedra tuvo lugar un día como hoy hace setenta años. Dicha construcción se tornó necesaria en ese tiempo, pues, el templo parroquial de Huatusco se encontraba en malas condiciones, a punto de la destrucción, por esta razón el señor cura Enrique S. Trejo y Domínguez –sacerdote con fama de santidad en esa región– decidió animar la construcción de un nuevo lugar sagrado.
La construcción del Templo duró 45 años y se logró gracias al entusiasmo de los sacerdotes, la cooperación y trabajo de la gente. El arquitecto que estuvo al frente fue el señor José Villagrán García, quien presentó un plano que para la época se consideraba modernista, no obstante fue aprobado por las autoridades eclesiásticas correspondientes.
En el altar principal, se encuentra la imagen de san Antonio de Padua que parece estar elevándose y es acompañada por el Niño Jesús en brazos, dicha obra salió de las manos del alemán Herber Hoffman y Senburg. Es una escultura de nueve metros de altura, en la que se puede observar la maestría y la devoción con las que fueron realizadas, además actualmente dichas piezas son consideradas mundialmente como joyas del arte moderno. Por otra parte, cuenta con dos retablos obra del escultor Luis Ortiz Moreno, y consisten en tres esculturas: una de la Virgen de Guadalupe de 65 cm, una del Espíritu Santo de 66 cm y una tercera del Sagrado Corazón que mide 70 cm. Los vitrales fueron hechos por una diseñadora de nombre Katzia Hoffman. El templo de san Antonio cuenta con una capacidad para tres mil personas aproximadamente.
No podemos pasar por alto construcciones como ésta, que son joyas del arte pero también son símbolos de una Iglesia que nos invita a contemplar y elevarnos a lo sagrado por medio del arte. Concilio felicita a la feligresía de Huatusco y a su párroco José del Carmen Ku-uc por la celebración de sus fiestas patronales.

PIE DE FOTO: EL TEMPO de san Antonio de Padua en Huatusco es considerado, junto con las esculturas que posee en su interior, como una joya del arte moderno, además es una de las construcciones sagradas más altas de nuestro Estado

FRASE DE LA SEMANA:

“Todo lo que se ignora, se desprecia”

Antonio Machado

1 comentario:

  1. Anónimo12:08 p. m.

    Hola, me da gusto esta pagina,una pequeña observación, en el fragmento de "De misión en Mozomboa" concidero que se encuentra mal redactado o que puede quedar de la siguiente modo:

    ...donde el párroco es el padre Gonzalo Platas García y estamos ahí en plan de misión...

    puede quedar donde el párroco, Padre Gonzalo Platas García...

    Luego en último parrafo dice Aquí estamos, queriendo aprender y enseñar alguna cosa. Podría decir
    ... queriendo aprender y transmitir la presencia de Dios en nuestras vidas. Para mí decir alguna cosa es algo ambiguo.

    Eso es todo, y que Dios los sigua bendiciendo.

    ResponderEliminar

sus comentarios nos ayudan