E D I T O R I A L


El 68 no se olvida

Uno de los estribillos que se suele repetir en estos días es que el 2 de octubre no se olvida. Muchos de nosotros no habíamos nacido todavía y de esto sabemos solamente por los libros y las películas. Pero nos parece haber entendido que entonces despertó una sociedad civil que parecía adormilada durante muchos años. El golpe no fue para menos. Ahora a todos nos interesa la vida política y sentimos bochorno por las mezquindades y bastardías que una y otra vez se cuenta en los periódicos. El caso del llamado “Juanito” de Iztapalapa parece una historia ridícula de esas que se hacen para que uno se pueda reír. Ahora finalmente da la impresión de que cumplirá su palabra. Pero el oficio de la política no puede ser así. De los políticos, especialmente de los diputados, se espera que sean gente en verdad sabia y comprometida que comprenda la miseria en la que yace nuestro pueblo y que no tengamos que venir a las manos otra vez como en los viejos tiempos. Porque una revolución o guerra civil lo único que hace es arruinar a un país. El 68 no se olvida y que no se vuelva a repetir.




C O N C I L I Á B U L O

Homenaje a Pablo Latapí


Dos mil expertos, investigadores y docentes rindieron un sentido homenaje al exjesuita Pablo Latapí y luego decretaron el premio Pablo Latapí de investigación educativa. ¿Qué se pretende? Promover y fomentar el desarrollo de la investigación educativa en el ámbito nacional, especialmente con indagaciones rigurosas cuyos resultados orienten las políticas educativas. Porque el problema fundamental de nuestro país sigue siendo la miseria, que en buena parte depende de la falta de educación.


Féminas en el Seminario


Número de alumnas externas en la Facultad: en primer semestre: 2 Laicas Cynthia Esther Alarcón Múgica, Mercedes Durán Suárez y una religiosa Josefina Barajas Pérez. En tercer semestre: Sofía Guadalupe Gallardo, Azalea Hernández Portilla, ambas estudiantes de Filosofía en la Universidad Veracruzana, Julieta Márquez Solorio, Yesenia López Castillo y las religiosas María Montserrat Marmolejo Uribe y Alma Villegas Rodríguez. En quinto semestre: Liliana Torres Cano y la Hermana Patricia Gutiérrez Pérez. En séptimo semestre: Marcela Hernández Tlaxcalteco.


Los que regresan


Ya se ha hecho costumbre, como desde hace mucho tiempo sucede en las universidades de Europa –y pensamos que también en los seminarios–, que los alumnos salen uno o dos semestres para hacer estudios, o estancias, en otra ciudad o universidad y luego vuelven a su sede principal. Este semestre regresaron 8 teólogos y 7 filósofos. Todos ellos aportan nuevas experiencias adquiridas en otros ambientes y comunidades que enriquecen nuestro internado, que pudiera parecer cerrado y mezquino.


Un nuevo libro sobre Pagaza


Hace tiempo que buscábamos mayores noticias sobre el obispo y poeta Joaquín Arcadio Pagaza. No nos faltan estudios y referencias como los de Ana María Mora y Manuel Sol. A esto hay que añadir lo que el padre Celestino Barradas ha encontrado en archivos y documentos, en parte publicado en su Historia de la Iglesia en Veracruz. Pero había y hay pasajes oscuros, sobre todo, de los dos últimos años de la historia del obispo Pagaza. En un libro de Sergio López Mena –el mayor especialista en el tema– hemos encontrado algunas noticias que nos faltaban (Perfil de Joaquín Arcadio Pagaza, Compilación y prólogo de Sergio López Mena, UNAM, México, 1996, 113 pp.). Una parte interesante es la que se refiere a sus enemigos aquí en Xalapa y a dos penosos incidentes con clérigos españoles; el primero, en 1902 y el segundo, en 1913.


Xalapa


EI último y más remoto monesterio que es el de la Natividad de Nuestra Señora, está fundado en el pueblo de Xalapa, catorce leguas de la ciudad de la Villa Rica o Vera Cruz, que es hacia el puerto de S. Joan de Lua, y así es este monesterio como hospital y refugio de los que vienen de España. Tiene este pueblo novecientos indios, que tributan a S.M. Residen allí tres sacerdotes y un lego: los dos sacerdotes confesores y predicadores de indios y de españoles. Visítanse deste pueblo otros dos pueblos de S.m., que se llaman Xicochimalco y Quatepec, de muy poquita gente.
Item, se visitan de aquí otros cuatro poblezuelos de fulano Villafuerte, vecino de Xalapa, que todos ellos no ternán doscientos vecinos.Item, se visita de Xalapa los pueblos que dicen de Francisco Reynoso, que fué á España, cuya cabecera se dice Ixuacan: no sé qué tantos vecinos ternán, que por allí toda es tierra de poca gente.



Ángeles


El pasado martes 29 de septiembre, la Iglesia recordó a los tres arcángeles: Miguel, Rafael y Gabriel. Algunas parroquias celebraron su fiesta patronal y, en general, toda la Iglesia festejó tener el patrocinio de estos seres enviados por Dios para realizar una misión específica dentro de la Historia de la Salvación. Cuidémonos de seguir doctrinas falsas acerca de los ángeles, antes bien busquemos seguir fielmente la doctrina verdadera. Felicitamos a las personas que llevan estos nombres.


Kant entre la admiración y el resentimiento

En el libro de Adriana Rodríguez Barranca Identidad lingüística y nación cultural en J.G. Herder, Biblioteca Nueva, Madrid, 2008. Encontramos el texto sobre las clases de Kant de las que hablábamos en el número anterior. Está en la página 225.
Kant fue uno de los personajes claves que marcaron la vida de Herder. En una primera etapa, encontramos esa juvenil admiración del alumno por su maestro 20 años mayor que él y que lo lleva a escribir sobre sus cualidades y el impacto que esto produjo en su sensible alma. Herder asiste a las clases de Kant en 1762, a la impresionable edad de 18 años, lo que nos muestra, por ejemplo, esta carta:
“De mis años juveniles recuerdo con gratitud y alegría el conocimiento y las clases de un filósofo que era para mí el auténtico maestro de humanidad. Entonces, en la plenitud de sus años, poseía la feliz agilidad de un adolescente, agilidad que creo le acompañará hasta su más avanzada edad. Su frente abierta, hecha para el pensamiento, era el asiento de la amenidad, y de su boca locuaz fluía el discurso más agradable y más denso de pensamientos. La broma, e1 ingenio, el buen humor, se hallan, a su disposición, en el momento oportuno, de forma que si alguien reía, el permanecía serio. Su exposición pública era como un trato conversacional. Hablaba sobre su autor, pensando por sí mismo, a menudo yendo más allá de él. Pero, durante los tres años en los que le oí a diario y acerca de todas las ciencias filosóficas, nunca advertí en él el menor grado de arrogancia. (...) Oí de él sus juicios sobre Leibniz, Newton, Wolff, Crusius, Baumgarten, Helvetius, Hume, Rosseari, algunos de los cuales eran escritores recientes; observé el uso que hacía de ellos y no encontré en él sino un noble celo por la verdad, el más bello entusiasmo por los descubrimientos importantes para el bien de la humanidad, la más desinteresada emulación de todo lo grande y bueno. No sabía de cábalas, y el espíritu de partido o de secta le era completamente extraño; el ganar discípulos o el dar incluso su nombre a algún grupo de seguidores no era la corona a la que aspiraba. Su filosofía despertaba el pensamiento propio, y no puedo imaginarme nada más exquisito y eficaz, a este respecto, que su exposición: sus pensamientos parecían manar de él al instante; había de seguir pensando con él; el dictar, adoctrinar y dogmatizar, le eran desconocidos. La historia natural, la teoría de la naturaleza, la historia humana y la de los pueblos, las matemáticas y la experiencia, eran las frentes preferidas de su saber humano, de las que extraía, a partir de las que vivificaba todo. A ellas remitía. Su alma vivía en la sociedad, y todavía recuerdo las amables palabras que me dijo sobre ello al despedirme. Ese hombre, amigo mío, se llamaba Immanuel Kant; tal es su imagen delante de mi’.Citado por Ribas, págs. XXXVII-XXXVIII Tomado de Brefe zar Beförderung der Humanität, Berlín y Ueimar, Aufbau Verlag, 1971 (2 vols.), vol 2, págs. 350- 351.




ESTO YO NO LO SABÍA…


Maratón


El ejército ateniense venció a los persas en maratón. La gente de Atenas estaba en angustiosa espera. Se mandó a un corredor con la buena noticia. El mensajero fue Fidípides que corrió de Maratón a Atenas a toda velocidad, balbució las noticias de la victoria y murió. La distancia es de unos 42 kilómetros. Ahora “maratones” son carreras deportivas en una distancia semejante. El récord, hasta hace poco tiempo, era de 2 horas, 14 minutos y 43 segundos.


…pero ahora ya lo sé.
San Miguel Arcángel
por Casas



“Haz el bien y evita el mal”
Tomás de Aquino

1 comentario:

  1. Anónimo5:47 p. m.

    Interesante la pàgina
    Ánimo Dios los bendiga.
    y sigo insistiendo felicidades por que se actuliza a tiempo!!!
    buen dia!!!

    ResponderEliminar

sus comentarios nos ayudan